Pekín. El banco central de China dijo este miércoles que las presiones de precios no pueden ser ignoradas, pero manifestó su confianza en que la normalización de la política monetaria pondrá freno a las expectativas inflacionarias.

El departamento de estadísticas del Banco Popular de China, en su reporte del tercer trimestre, advirtió que el alivio cuantitativo de las grandes economías podría también representar un riesgo inflacionario, al elevar los precios globales de las materias primas.

El banco central afirmó que veía pocas posibilidades de una nueva recesión global y que el ambiente externo era mejor que el año pasado, aunque el crecimiento del comercio se desaceleraría en el cuarto trimestre.