Shangai/Pekin. El banco central de China recortó la meta de crédito bancario para el 2011 en un 10% con respecto al año pasado, reportó este martes la publicación oficial Securities Journal citando fuentes bancarias no identificadas.

Aunque el banco central chino aún no ha anunciado un objetivo anual de crédito para todo el año, redujo la meta en hasta un 10% desde el valor de los préstamos concedidos durante el año pasado, indicó el diario.

Eso significa que los bancos pueden prestar entre 7,2 y 7,5 billones de yuanes (unos 1,1 billones de dólares) este año, explicó el diario.

Hay expectativas generalizadas de que China no anunciará públicamente una meta de crédito para el 2011 debido a que los objetivos anteriores fueron ignorados por los bancos y resultaron ser inadecuados.

Pero incluso sin una meta oficial, muchos analistas creen que el banco central de cualquier manera restringirá el crédito bancario de manera velada mientras lucha por contener las crecientes presiones inflacionarias.

Por ejemplo, existe la costumbre de que los bancos chinos busquen la aprobación del banco central para sus objetivos individuales de crédito al comenzar cada año.

Citando a un ejecutivo no identificado de un banco estatal, el diario reportó que muchos bancos pidieron al Banco del Pueblo de China que mantenga la meta de crédito para el 2011 sin cambios respecto al 2010.

"Pero el banco central básicamente recortó el volumen de crédito propuesto por cada banco en un 10%", señaló el funcionario bancario.

Los bancos prestaron 7,95 billones de yuanes (US$1,2 billones) en el 2010, superando la meta de 7,5 millones de yuanes fijada por Pekín y resaltando la necesidad de un ajuste más firme de la política monetaria.