El Banco de la República de Colombia admitió que pese a la fuerte ola invernal que afecta el cultivo y comercialización de los alimentos, la inflación va a estar por debajo de los pronósticos iniciales, hasta descender incluso a un 2,5%.

El anuncio fue hecho por el gerente del banco central, José Darío Uribe, tras explicar que el fuerte invierno tiene efectos puntuales sobre los alimentos. En algunas partes se pierden las cosechas y eso es una mejor oferta de esos productos.

"Pero en términos agregados para lo que es el Índice (de Precios) de los alimentos que es cerca del 28% de la canasta (familiar) no pareciera tener un efecto significativo".

Insistió en que es "muy probablemente va a terminar (la inflación) con una variación anual de los alimentos más alta de la que está hoy en día, pero eso no significa que de manera alguna comprometa las metas de inflación".

Inicialmente el Emisor proyectó una inflación entre un rango de 2% y 4% con una media de 3% para efectos legales. Pero hace un mes, el gerente de la entidad monetaria indicó que ya el Banco estaba esperando una inflación para finales de año de entre 2,6% y 2,7%.

Actualmente el gerente del Banco Central admite que la inflación puede estar cerca de 0,5% por debajo de la meta inicial. "Nosotros estamos esperando la inflación en niveles que no sorprendería que llegará a 2,5%, y para el año entrante muy cercana al 2%".

Indicó que para el Banco Central es muy difícil cuantificar el impacto del invierno sobre la producción agrícola.

Cifras de la SAC. El presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) Rafael Mejía indicó que en este momento el invierno ha afectado alrededor de 161.000 hectáreas; de estas 75.000 están perdidas y unas 85.000 simplemente no están adecuadas para la siembra.

Esa cifra (161.000 hectáreas) significa es cerca del 3% del área cultivada de Colombia. Reconoció que se han perdido unas 250.000 toneladas de alimentos, pero dentro de los 30 millones que produce anualmente el país, no significativo.

Mejía informó que las pérdidas van en 753.000 millones de pesos (US$394,4 millones). "Tenemos que tener en cuenta que el Fenómeno de la Niña es bastante activo y debe ir hasta finales de enero", dijo.

Reconoció que va a haber algunos incrementos moderados en los precios de algunos productos, pero hay suficientes alimentos y lo que se tiene es que evitar la especulación.