Bogotá. El banco central de Colombia mantuvo este viernes sin variación su tasa de interés de referencia por octavo mes consecutivo y destacó las moderadas alzas en los precios.

La entidad advirtió, sin embargo, que las fuertes lluvias que han azotado al país están comenzando a ejercer presión sobre los precios de los alimentos.

El banco central informó -al terminar su última reunión de política monetaria del año- que mantiene la tasa de interés clave en un 3%, un nivel mínimo histórico.

La decisión era ampliamente esperada por el mercado. Los siete analistas encuestados por Dow Jones Newswires proyectaron ese resultado.

José Dario Uribe, titular del banco central, dijo que el banco subestimó el efecto que las lluvias tendrían sobre los precios y que las alzas en los precios de los alimentos van a continuar durante los próximos meses, pero los efectos serán temporales.

El banco agregó que espera que el crecimiento del producto interno bruto este año oscile entre un 4% y un 4,5%, y que la tasa de inflación para el próximo año termine en un 3% o menos.

Las bajas lecturas de la inflación en el último par de meses han sido el resultado de un lento crecimiento en los precios de los alimentos, que representan un 28% de la canasta con la que se mide la inflación.

La inflación continúa en el nivel inferior del rango meta del banco central de entre el 2% y el 4%. La inflación para los 12 meses a noviembre alcanzó un 2,59%.

El banco comenzó el ciclo de recortes de tasas en diciembre de 2008, cuando la tasa de referencia se situaba en el 10%. La política monetaria expansionista fue en respuesta a la desaceleración económica. El PIB de Colombia creció apenas un 0,8% en 2009. La economía se ha recuperado este año, y el PIB del segundo trimestre se expandió a un 4,5%, su ritmo más rápido en dos años.