El recibo de remesas podría aumentar para el próximo año.

María Elena Mondragón, presidenta del Banco Central de Honduras (BCH), dijo que las expectativas son mayores para el 2011, considerando la recuperación económica que comienza a registrarse en la economía de Estados Unidos.

"El flujo de remesas ha sido muy positivo, ha ido mucho mas allá de lo que se tenía previsto. Hasta el momento las remesas están creciendo alrededor del 5% y es positivo si recordamos que el año pasado cayó en 11%", comentó Mondragón.

Para 2011 se proyecta que los ingresos por remesas pueden crecer entre 3% y 5%, para llegar a un estimado que puede oscilar entre US$2.500 a US$2.600 millones.

Estos montos seguirán siendo un motor importante para el crecimiento de la economía y para financiar el déficit en la balanza de bienes y servicios.

El panorama de una recuperación lenta y gradual de la economía de Estados Unidos de América hacía prever un impacto todavía negativo en el influjo de remesas para este año; por lo que para la economía hondureña es una excelente noticia haber percibido al 25 de noviembre de 2010, ingresos por remesas familiares cercanos a los US$2.300 millones, según informes del BCH.

Desde la perspectiva macroeconómica se reconoce ampliamente la importancia que las remesas familiares tienen sobre la economía del país.

Las remesas constituyen una de las principales fuentes de divisas al superar los flujos de inversión extranjera directa y de exportaciones de mercancías generales, contribuyendo fuertemente a la protección del nivel de reservas internacionales y disminuyendo las presiones sobre el tipo de cambio.

Para los receptores de las remesas, en buena parte de los casos representa la principal fuente de ingresos en sus hogares, permitiéndoles atender sus necesidades básicas. El 97% de las remesas recibidas se destina a consumo alimentación, vestuario, salud y educación.

En Honduras, las remesas han llegado a superar el 20% de la producción nacional; es decir, que de 100 lempiras producidos, 20 lempiras provienen de las remesas que envían nuestros compatriotas que residen en el exterior.