Una tarea pendiente. La posibilidad de obtener un mayor volumen de desembolsos internacionales durante 2011 dependerá del nivel de ejecución de los programas y proyectos gubernamentales.

La presidenta del Banco Central de Honduras (BCH) de Honduras, María Elena Mondragón, ha efectuado su análisis. Reconoció como baja la ejecución de estas acciones durante 2010, pero estima que el próximo año pueden ser superior.

"Existe una ruta a seguir durante el próximo año para acelerar los niveles de ejecución. Tenemos proyectado tanto apoyo presupuestario como más desembolsos por cartera y crédito", dijo.

Datos de la secretaría de Finanzas al tercer trimestre del presente año indican que los desembolsos por parte de los acreedores externos al gobierno central ascendieron a US$146.07 millones.

El monto acumulado, según las cifras oficiales, representa un 84,3% del monto estimado a desembolsar al tercer trimestre de 2010 en cual se proyectaba en US$173 millones de dólares. En cuanto a la gestión y negociación de fondos externos se ha contratado un total de US$534,45 millones en nuevos préstamos.

La funcionaria recordó que en septiembre se logró un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que es la puerta para obtener recursos con organismos internacionales.

"El ordenamiento económico es necesario para atender la parte social, si no ordenamos la economía y se generan recursos y si no se atrae la inversión, no existirá opciones de empleo y tampoco mejorará el nivel de ingreso de las familias hondureñas", advirtió la funcionaria.

"El presidente Porfirio Lobo ha sido muy claro con el equipo económico, que debemos trabajar dentro de un modelo que se acerca mucho a la economía social de mercado. Debe existir un equilibrio entre los objetivos económicos y los sociales del país", indicó la presidenta del BCH.