Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, indicó que la comisión de cambios pondrá en funcionamiento medidas para frenar la apreciación que enfrenta el peso.

“Si realmente estos flujos de capitales y las repercusiones de la política monetaria de Estados Unidos son permanentes y, cuando menos, durables por un futuro predecible, entonces el Banco de México, en compañía con la secretaría de Hacienda, debe estar considerando algunas medidas para mitigar la velocidad de apreciación de nuestra moneda nacional”, dijo Carstens, consigna Milenio.

El ente emisor azteca descartó usar instrumentos de corto plazo que pudieran impactar la entrada de capitales en el mediano y largo plazo, agregando que tampoco se pondrá un control a la entrada de capitales ni impuestos, “ya que podrían ser distorsionantes y pueden afectar la capacidad de mediano y largo plazo de México de atraer capitales”.

Ernesto Corderos, secretario de Hacienda, afirmó que si continúa la tendencia de apreciación del peso, la nación azteca, va a tener menores recursos por exportación de petróleo de lo que se plasmó en la Ley de Ingresos para 2011, informa el mismo medio.

El gobernadaor del Banco Central, dijo que la expansión monetaria de Estados Unidos puede provocar presiones sobre el tipo de cambio “mucho más rápido de la que sería deseable, desde un punto de vista de reasignación de recursos en la economía doméstica”.