Lima. El Banco Central de Perú subió este jueves su tasa clave a un 3,25% desde un 3%, en busca de neutralizar las expectativas inflacionarias por el continuo crecimiento económico del país y un aumento de los precios internacionales de los alimentos y energía.

El aumento sorprendió al mercado, que no esperaba cambios; y es la primera alza de la tasa de referencia interbancaria en Perú desde septiembre del año pasado.

La decisión se da en momentos en medio de una encrucijada de los bancos centrales de América Latina: subir las tasa clave o proteger a sus exportadores ante los crecientes precios de los alimentos que han avivado la inflación. .

El banco central peruano, en su directorio de política monetaria, no descartó futuros ajustes en la tasa clave, aunque indicó que estos estarán condicionados a nuevas informaciones sobre la evolución de la inflación y sus determinantes.

"La elevación de la tasa de referencia tiene un carácter preventivo frente al actual dinamismo de la demanda interna, en un entorno de aumentos de precios internacionales de alimentos y energía", dijo el banco en un comunicado.

En días recientes, el precio internacional del azúcar alcanzó sus máximos en 30 años y las cotizaciones del maíz y de los derivados de la soya ya superaron el promedio del 2008.

"Esta medida (aumento de la tasa clave de interés) busca evitar que las expectativas de inflación se vean influenciadas por estos factores de oferta", dijo el banco central peruano.

El aumento de la tasa de referencia se da en momentos en que la economía peruana registra un robusto crecimiento. El año pasado el país andino habría crecido casi un 9%, según estimaciones oficiales, impulsado por sectores vinculados a la demanda interna como construcción y manufactura.

Nuevas alzas

Analistas y el mayor banco de Perú, el Banco de Crédito, prevén nuevas alzas en la tasa de referencia, ante posibles presiones inflacionarias en el primer semestre.

"Dada el alza de los precios de los commodities y los combustibles en el exterior se ve necesario reiniciar el ciclo de restricción monetaria", dijo a Reuters el gerente de estudios económicos del BBVA Banco Continental, Hugo Perea

Sólo dos de los 10 analistas consultados por Reuters habían anticipado que el Banco Central peruano subiría 25 puntos bases la tasa clave. El resto apostó que se iba a mantener el ratio.

Según la autoridad monetaria, los indicadores de producción adelantados continúan mostrando "un rápido crecimiento de la actividad económica", luego que en diciembre la producción de electricidad, un dato clave en el desempeño de la actividad industrial, aumentó un 9,3%.

"El Directorio se encuentra atento a la proyección de inflación y sus determinantes para adoptar futuros ajustes en los instrumentos de política monetaria que garanticen la ubicación de la inflación alrededor de la meta", agregó.

Perú registró una inflación de un 2,08% en el 2010, una de las más bajas de Latinoamérica y dentro del rango meta de entre 1% y 3%.

En el último mes del año pasado el aumento del costo de vida se aceleró moderadamente frente a noviembre, debido a factores estacionales del fin de año como el alza en las tarifas de transporte de pasajeros terrestre y aéreo.

Analistas prevén asimismo que el petróleo y sus derivados podrían también presionar la inflación, luego de que en los últimos días de diciembre se incrementaron los precios de los combustibles en el país sudamericano.

"Creemos que la decisión es positiva para el banco y esperamos otra alza en febrero y luego una pausa hasta después de las elecciones para alcanzar el 4 por ciento a fines del segundo trimestre antes del cambio de gobierno", dijo por su parte el analista Pedro Tuesta de 4Cast.

Perú celebrará elecciones presidenciales en abril. Los tres candidatos que marchan primeros en las encuestas de intención de voto han prometido que mantendrán la actual política económica de fomento a la inversión y el libre comercio.