Caracas. La economía de Venezuela se habría contraído un 1,9% en el 2010, con lo que marcaría su segundo año consecutivo de recesión, según estimó el Banco Central venezolano en un comunicado publicado en varios diarios del país petrolero.

Con una Venezuela que ha quedado atrás en el proceso de recuperación global y regional de la crisis financiera mundial, la actividad petrolera cayó un 2,2%, mientras que el sector no petrolero se contrajo un 1,8%, añadió el reporte del presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Nelson Merentes.

"Al cierre del 2010, las estimaciones preliminares del Banco Central de Venezuela (BCV) señalan que el Producto Interno Bruto experimentó un descenso del 1,9%, significativamente menor al observado el año anterior (3,3%), y que refleja signos de recuperación de la actividad económica hacia el corto y mediano plazo", dijo la entidad.

Las autoridades dicen que el país está saliendo de la recesión en el cuarto trimestre del 2010 y en camino para lograr un crecimiento del 2% en el 2011.

Tras una inflación estimada en diciembre del 1,6%, el alza anual de los precios al consumidor del 2010 se empinaría al 26,9%, por encima del 25,1% del año pasado, dijo el BCV.

Eso significaría que la inflación venezolana se mantiene entre las más altas del mundo.

Más adelante en el día, Merentes dijo que para el 2011 se espera que los precios en Venezuela suban entre el 23 y el 25%.

"El comportamiento de la economía venezolana ratifica una moderación de las presiones inflacionarias y la reactivación de los distintos sectores productivos, lo que permite avisorar una tendencia positiva para el año 2011", sostuvo el BCV.

Alberto Ramos, analista de Goldman Sachs, dijo que el desempeño de la economía venezolana se ha visto rezagado severamente frente al desempeño de sus pares de la región "debido a las agresivas políticas anti mercado que han desalentado a las inversiones y a la incesante expansión de la ineficiente presencia del Estado en la economía".

"Actualmente la economía está atrapada en un equilibrio de estanflación: una contracción de la actividad real con unas lecturas de inflación muy altas", explicó.

Enferma, pero mejora. Merentes dijo en el documento que el racionamiento de electricidad -ocasionado por una sequía a principios de año- fue "un factor influyente" en la contracción de la economía.

El consumo privado disminuyó un 2,8% mientras que la demanda interna bajó un 1,7%, agregó.

Uno de los sectores más golpeados en el año fue la construcción, que se contrajo un 7,3%. El sector eléctrico cayó un 5,6%.

En el poder desde hace más de una década, Chávez ha dicho que la contracción económica de Venezuela se debe al escenario financiero mundial y a la reducción de las exportaciones petroleras debido a los recortes de cuotas de la OPEP.

Los opositores, sin embargo, afirman que Chávez está llevando la economía a la ruina, debido a políticas de nacionalización y a otros controles del Estado en su intento por aplicar el denominado "socialismo del siglo XXI" en Venezuela.

"Mientras el resto de los países de América Latina muestran vigorosas tasas de crecimiento con baja inflación, Venezuela cerrará este año una tasa de crecimiento negativa y una inflación que sigue rozando el 30%", consideró Gustavo Rojas, secretario nacional de Economía del opositor Primero Justicia.