Con la finalidad de estimular el desarrollo económico del país, tal y como lo ha previsto el gobierno, se estableció un tipo de cambio único de Bs.F. 4,30 por dólar.

"La política del gobierno continúa fundamentada en mantener al ser humano como prioridad, por encima de cualquier política económica. La tasa de cambio tendrá esta modificación a partir del primero de enero y será unificada a 4,30 bolívares por dólar para simplificar las transacciones", enfatizó el ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani.

El presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes, aseguró que la modificación de la tasa de cambio a Bs.F. 4,30 no tendrá mayor impacto en el Índice Nacional de Precios al Consumidor (Inpc).

"La experiencia del ajuste de la tasa de cambio que se realizó a principios de 2010 de Bs.F. 2,15 a un sistema dual de 2,60 y 4,30 no tuvo un impacto tan significativo en el Inpc, por lo que este año esta nueva modificación, según los modelos matemáticos y macroeconómicos, refleja lo mismo que la experiencia pasada de que no se tendrá un impacto significativo en Inpc", agregó