Lima. El Banco Central de Perú revisó este viernes sus metas y estimó que la economía local crecerá este año un 8,8% y el próximo un 6,5%, tasas mayores a la estimadas previamente, ante el fuerte repunte de la demanda interna y la inversión privada.

El ente emisor había proyectado antes un crecimiento de 8% para el 2010 y de un 6% para el 2011.

En un nuevo informe de cifras macroeconómicas, el ente emisor estimó además para este año un déficit fiscal de 0,9% del Producto Interior Bruto (PIB), frente al déficit fiscal de 1,5% del PIB calculado anteriormente.

Para el 2011, el banco central proyectó un balance fiscal de 0% comparado con el déficit fiscal de 1% del PIB estimado en su anterior reporte.

La economía de Perú, basada en la exportación de materias primas, se recupera vigorosa este año luego de que fuera golpeada por la crisis financiera internacional en el 2009, cuando creció apenas un 0,9%.

El presidente del Banco Central, Julio Velarde, dijo a periodistas que la recuperación de la economía local se debe fundamentalmente al aumento del consumo privado y al fuerte dinamismo de los sectores vinculados a la demanda interna.

Velarde precisó que la inflación cerrará este año "por debajo" del 2,3% y el próximo año estará "cercano" a un 2% al final del ejercicio


"Este año estaremos terminando con un escenario benigno", afirmó el funcionario al explicar las nuevas proyecciones macroeconómicas del Banco Central.

Respecto a otras cifras, el banco central dijo que espera un superávit comercial de US$6.137 millones, mayor que los US$4.942 millones que la estimación previa.

El mayor monto de exportaciones se produce en momentos que los precios internacionales de las materias primas, principalmente de minerales, han subido a niveles récord.

El ente emisor detalló asimismo que la demanda interna en Perú crecerá este año un 12,6% y el próximo año aumentará un 7,6%

Ambas cifras son mayores a las previstas anteriormente, de 11,4% y 6,9%, respectivamente.