Tokio. El Banco de Japón podría considerar nuevas medidas de relajamiento para prevenir un empeoramiento de la economía del país si el yen se mantiene por uno o dos meses en torno a las 85 unidades por dólar estadounidense, dijeron fuentes cercanas a la autoridad monetaria.

En las últimas semanas, a medida que los problemas de la deuda soberana de Europa sacudían a los mercados financieros y las preocupaciones sobre la recuperación mundial crecían, el yen ha subido desde cerca de 89 unidades frente al dólar estadounidense.

El viernes, la moneda estadounidense descendió brevemente a un mínimo de siete meses de 86,27 yenes y se mantenía el lunes en torno a los 86,79 yenes.

La opinión del banco central es que mientras el yen no suba demasiado desde los niveles actuales, la economía japonesa debería permanecer en un camino de recuperación, dijo una fuente a Dow Jones Newswires.

"Pero si el yen se mantiene en alrededor de los 85 unidades frente al dólar durante uno o dos meses, eso podría tener un efecto adverso sobre la economía", dijo la fuente, que solicitó el anonimato. Si eso ocurre, el banco central "podría hacer algo", agregó.

Giro. En el mercado financiero se especula que la entidad podría adoptar medidas si el yen sube con fuerza, pero el banco no ha indicado un nivel claro en el que comenzaría a considerar tomar medidas.

Esta es la primera vez en que fuentes con conocimiento de la estrategia del Banco de Japón han sugerido un nivel concreto, el que podría convertirse en una pauta para anticipar cambios futuros en la política monetaria en Japón.

Las medidas que podría tomar el banco no están claras. Las autoridades japonesas se han abstenido de intervenir en el mercado de divisas desde marzo del 2004 y pocos en el mercado esperan ahora una intervención real.

Pero el Banco de Japón podría otorgar al sector financiero fondos adicionales al elevar el monto de bonos del gobierno japonés que compra, incrementar la cantidad de préstamos con bajo interés al mercado de dinero o extender la duración de tales prestamos, dijeron los expertos.

"Recientemente, el yen ha estado en una tendencia al alza nuevamente a medida que el dólar y el euro son vendidos debido a los crecientes temores sobre el panorama para las economías estadounidense y europea", dijo una de las fuentes. "Si el yen sigue subiendo, a las autoridades del Banco de Japón les podría preocupar más si las exportaciones realmente seguirán creciendo y apuntalando a la economía".