La meta es impulsar los proyectos de infraestructura y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), lo hará en Honduras con US$300 millones.

El presidente de esta institución, Nick Richbieth, aseguró que "para el próximo año tenemos planificado un monto de aprobaciones de US$300 millones y un monto similar en desembolsos".

Estos recursos se destinarán a sectores como: infraestructura productiva, infraestructura social y desarrollo humano, energía, industria, desarrollo urbano y servicios para la competitividad, agricultura y desarrollo rural, intermediación financiera y finanzas para el desarrollo.

"El banco ha sido una institución de apoyo a la infraestructura, carreteras, aeropuertos, energía e intermediación financiera se ha tenido un gran impacto en la región".

Este año, el BCIE aprobó una nueva estrategia financiera para 2010-2014, que además de las áreas que ha operado, ahora integra nuevos ejes estratégicos como: infraestructura social, el tema de desarrollo humano.

El apoyo del BCIE al área estratégica de energía renovable y la financiación de obras de infraestructura de transporte inciden de forma directa en el proceso de integración de Honduras en los mercados.

Para tener un impacto efectivo sobre el nivel de integración, las actividades deben exceder el ámbito nacional.

De acuerdo con los ejecutivos del BCIE, la visión de país de Honduras tiene como finalidad la promoción del desarrollo económico y social integral, por lo que también ellos buscan trabajar en el fortalecimiento de este crecimiento.

El ministro de la secretaría de Finanzas, Willian Chong Wong, dijo que "el banco se giró hacia una banca de inversión dejando su papel como banca de desarrollo y ahora debe retomar en programas sociales para beneficio de todos los centroamericanos que vive en extrema pobreza".