Pekin. China aún tiene por delante difíciles tareas a la hora de gestionar el crédito y evitar los riesgos financieros a pesar de la fortaleza de la economía del país, dijo este lunes el banco central.

En una declaración tras la reunión del cuarto trimestre de la comisión de política monetaria del Banco Popular de China, el banco central dijo que China dará prioridad a la estabilización de los precios el año que viene y que aspira a conseguir un crecimiento razonable y apropiado del crédito y de la oferta monetaria.