Ciudad de México. Como una medida de prevenir las perturbaciones desde el exterior, la economía mexicana contará en 2012 con US$200.000 millones para garantizar su solvencia y cubrirla ante posible efectos adversos del mercado, señaló el gobernador de Banco de México, Agustín Carstens.

En el seminario, Perspectivas Económicas 2011 "El resto del crecimiento económico", el ejecutivo reconocio que el país está "bien blindado" por la acumulación de reservas internacionales en 2010, y por la línea de crédito flexible contratada con el Fondo Monetario Internacional (FMI), consigna Milenio.

En este sentido, coincidió con las palabras del secretario de Hacienda y Crédito Público, Ernesto Cordero Arroyo, en que la economía mantendrá un crecimiento sostenido y con una inflación a la baja durante el presente ejercicio.

Aún cuando hay confianza, Carstens reconoció que se mantienen algunos riesgos inflacionarios, provenientes de mayores precios en los alimentos, mercancías primarias y comoditties, entre otros, informa el mismo medio.