Bolivia. A partir del 1 de diciembre de este año y hasta el 20 de enero de 2012, el Banco Central de Bolivia (BCB) ofertará los “Bonos BCB Navideño” con una tasa de interés del 6% y a 365 días plazo. El objetivo es que el público pueda obtener un atractivo rendimiento por su inversión.

El límite de compra del “Bono BCB Navideño” alcanza a Bs 15.000, que es inferior a los bonos “BCB Directo”, que son de Bs 70.000 y cuya tasa de interés es del 4%, valor que el ente emisor elevó en 2% en este caso.

Las tasas de interés de los títulos valores ofertados por el BCB, que tienen las mismas condiciones que un Depósito a Plazo Fijo (DPF), son superiores a las ofrecidas por las entidades financieras, cuyas tasas de interés por un DPF a 360 días fluctúan entre 0,08 y 3,04%

“El objetivo del ‘Bono BCB Navideño’ es otorgar al público la posibilidad de invertir su dinero hasta el inicio de la época de clases o un periodo mayor, obteniendo a su vencimiento la devolución del capital más el interés”, indica una nota de prensa enviada ayer por el BCB.

Inflación.

El presidente del BCB, Marcelo Zabalaga, indicó en reiteradas ocasiones que una de las políticas que utiliza el ente emisor para controlar la inflación es la venta de valores a tasas atractivas de interés.

“Si nosotros no hiciéramos eso (captar ahorros), ese dinero iría a comprar casas, terrenos y otros bienes. Y esa demanda aumentaría la inflación. Entonces para evitar que haya dinero buscando bienes y servicios traemos ese dinero al Banco Central”, explicó Zabalaga en entrevista con La Razón meses atrás.

El 8 de noviembre, el gobierno reformuló su proyección sobre la tasa de inflación y aseguró que este índice no superará el 7% hasta fin de año. A octubre, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) ya suma 6,04%, según el Instituto Nacional de Estadística.

Aparte de retirar liquidez de la economía, el ente emisor aplica otras medidas para controlar la inflación, como la apreciación del boliviano frente al dólar y el encaje legal, que son las reservas de las entidades financieras depositadas en el BCB por los depósitos recibidos del público.

El expresidente del BCB, Armando Méndez, dijo que la decisión asumida por el ente emisor expresa su preocupación por el aumento de la inflación a consecuencia de la excesiva liquidez existente en el país.

“Se plantea a la gente que coloque su plata en el BCB y compre bonos, entonces se nota que está tratando de dirigirse a los consumidores y de esta manera frenar el ritmo inflacionario”, afirmó.

Un bono es un título sobre una deuda fija o variable emitida por una empresa o entidad pública y suscrita por un inversor, quien adquiere el derecho a que se le pague intereses periódicos. Además, obliga al emisor del bono (en este caso el BCB) a la devolución del monto invertido en el momento pactado, lo que extingue el título.

Decisión.
El gerente general de la Bolsa Boliviana de Valores (BBV), Javier Aneiva, explicó que con la emisión del “Bono BCB Navideño” el instituto emisor está tratando de empujar a la banca para que pague un poco más de interés por “los depósitos”.

Los bonos emitidos por el BCB de forma directa para el público son atractivos, debido a que son a una tasa “más alta” en comparación al sistema financiero, dijo.  Aneiva agregó que para hacer una inversión se debe analizar sobre los riesgos que existen en cada sector.