Frankfurt. La recuperación económica de la eurozona probablemente sea moderada y desigual en un escenario de "elevada incertidumbre", dijo el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet.

"De cara al futuro, esperamos que la economía de la eurozona crezca a un ritmo moderado y aún irregular en un entorno de gran incertidumbre", indicó Trichet, en la tradicional rueda de tras la decisión del BCE de mantener sin cambios su tipo de interés de referencia.

El funcionario realizó estos comentarios en un momento de crecientes temores a que la lenta recuperación económica de la región esté perdiendo impulso.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió previamente de que los riesgos bajistas para la recuperación "han aumentado fuertemente en medio de nuevas turbulencias financieras", en referencia principalmente a los problemas de deuda de los gobiernos europeos.

Trichet dijo que "el proceso de ajuste de los balances en diversos sectores y las débiles perspectivas del mercado laboral" podrían empañar la actividad económica futura.

El Consejo de Gobierno del BCE decidió este jueves mantener en el mínimo récord del 1% el tipo de interés de referencia en la eurozona, tal y como se esperaba.

Trichet calificó el actual nivel de los tipos de "apropiado", debido a la floja perspectiva de inflación en la eurozona. Ello indica que los tipos de interés en el bloque de 16 países seguirán en el mismo nivel a corto plazo. La mayoría de economistas consultados por Dow Jones Newswires no espera que el BCE suba los tipos en los próximos 12 meses.

El funcionario también dijo que los reguladores y los bancos deben tomar "las medidas apropiadas" para fortalecer la resistencia de los bancos a los choques y salvaguardar la salud del sistema financiero europeo.

"Acogemos con agrado la decisión anunciada por el Consejo Europeo de que publicará, con el consentimiento de los bancos afectados, los resultados individuales del ejercicio de pruebas de solvencia a la banca en la Unión Europea", señaló Trichet. "Tendrán que tomarse las medidas apropiadas donde sea necesario", indicó en la rueda de prensa.

El supervisor bancario europeo dio a última hora del miércoles los nombres de los 91 bancos que se someterán a las pruebas de resistencia. Trichet aseguró que las pruebas de estrés aumentarán la confianza en el sector.