Columbus, EE.UU. El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, cuyos esfuerzos para estimular la economía es blanco de críticas internacionales y en casa, dijo este martes que el extendido desempleo podría tener un elevado costo social.

"Obviamente hay consecuencias sociales y económicas muy severas de este nivel de desempleo", comentó Bernanke en un evento ofrecido por la Escuela Fisher de Negocios de la Universidad Estatal de Ohio. "Así que crear nuevos empleos, bajar el desempleo, es de una importancia increíble", agregó.

Bernanke enfatizó que la tasa de desempleo de Estados Unidos de un 9,6%, ha estado cerca de ese nivel desde mediados de 2009, cuando terminó la recesión.

Bernanke evitó cualquier comentario directo sobre la política monetaria de Estados Unidos y sus breves comentarios sobre la salud de la economía ofrecieron poco nuevo entendimiento sobre el pensamiento de la Fed.

El banco central de Estados Unidos lanzó en noviembre un programa para comprar otros US$600.000 millones de dólares en bonos del Tesoro a largo plazo, para estimular la débil economía.

La política generó un sorpresivo escándalo en el extranjero y dentro del país. Los socios comerciales han acusado a Estados Unidos de buscar debilitar al dólar para ganar un margen de exportación, mientras que los republicanos del Congreso culpan a la Fed de sembrar las semillas de la inflación cuando la recuperación repunte.

Bernanke emitió sus comentarios mientras apareció en un panel con directores de negocios, que incluyó a directores ejecutivos de Ford Motor Co e IBM, quienes discutieron las prácticas de contratación en sus firmas.