Washington. El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, efectuó el viernes un llamado para restaurar la salud del mercado inmobiliario estadounidense, diciendo que los deprimidos precios de las viviendas y las bajas ventas son un lastre grave para la recuperación de la economía.

"El estado del sector inmobiliario ha sido un impedimento para una recuperación más rápida", dijo en declaraciones preparadas para pronunciar en una conferencia de constructores en Orlando.

"Debido a que el complicado mercado de la vivienda sigue deprimiendo la actividad de la construcción y el empleo, debemos seguir desarrollando e implementando políticas que ayudarán al sector inmobiliario a pararse nuevamente", agregó.