El proyecto Nuevas Oportunidades de Empleo para Jóvenes (NEO, por sus siglas en inglés), promovido por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin) plantea generar empleo para un millón de jóvenes en América Latina y el Caribe.

Esta fue la premisa que se desarrolló, en una de las sesiones que se expuso en la segunda jornada de la IX Conferencia sobre Responsabilidad Social de las Américas.

Hasta ahora forman parte del programa cinco empresas: Cemex, Caterpillar, Arcos Dorados, Microsoft y Wal-Mart.

Y lo que explica el enfoque en el segmento laboral por parte del BID y el Fomin en los jóvenes, son indicadores como: el desempleo afecta tres veces más a los jóvenes que a los adultos en América Latina y el Caribe. Y según una encuesta de Manpower (2011), el 50% de 40 mil compañías privadas consultadas registraron que tienen problemas para encontrar empleados calificados.

Entonces la meta, según Nancy Lee, gerenta general del Fomin, es lograr una asociación entre el sector privado, la sociedad civil y los gobiernos de la región, incluyendo a Ecuador, para encontrar mecanismos de inclusión laboral de los jóvenes, pues al momento no tienen las habilidades esenciales para constituirse en buenos candidatos para un empleo.

En una conferencia con medios locales, Lee destacó además el trabajo del Fomin que en los 18 años que ha operado en Ecuador ha financiado 112 proyectos, con un volumen de inversión de $ 100 millones.

Este fondo se enfoca en el desarrollo de iniciativas de pequeñas, medianas y microempresas agrícolas, ganaderas, de turismo, etc.

Otros temas abordados ayer en la conferencia fueron: el reciclaje y las oportunidades para los recolectores, la banca sustentable, pequeños productores y cadenas de valor y casos de construcción sustentable.