Washington. El Banco Interamericano del Desarrollo (BID) reunió dinero en una manera novedosa para un plan de microcréditos en Perú que beneficiaría a mujeres empresarias que normalmente no cumplirían los requisitos para obtener préstamos empresariales.

Trabajando por primera vez con una serie de prestamistas privados con preocupaciones sociales de todo el mundo, la institución con sede en Washington dijo este viernes que había movilizado US$36 millones  para Mibanco, el mayor proveedor de microcréditos de Perú.

El crédito es el primero en moneda local aprobado por una institución de desarrollo de gran envergadura en Perú, dijo el BID en un comunicado.

Composición de aporte. El préstamo está compuesto por US$10 millones del BID y otros US$26 millones que combinan US$17,5 millones del Dexia-Microcredit Fund, administrado por Blue Orchard (con sede en Suiza), US$6,5 millones de Oikocredit (con sede en Holanda) y US$2 millones de la Calvert Foundation en Estados Unidos.

Debido a su estatus internacional como prestamista preferencial, el BID puede ofrecer a los inversores una protección de divisas en caso de que un país imponga controles cambiarios perjudiciales.

Hasta US$3.000. Con su extendido alcance entre las personas con menos recursos en Perú, el BID dijo que Mibanco planea ofrecer microcréditos desde algunos cientos de dólares hasta US$3.000 dólares a pequeñas empresas controladas por mujeres.

"El programa (...) va un paso más allá para proveer fondos a personas de bajos ingresos al ofrecer entrenamiento especialmente diseñado para que las mujeres que son dueñas de microempresas (...) puedan tener éxito", dijo la líder del proyecto Susan Olsen.

La iniciativa lleva por nombre "Oportunidades para la Mayoría".

El economista bangladesí Muhammad Yunus, quien ganó el Premio Nobel en 2006 por inspirar un movimiento global de microfinanciamiento, mostró cómo pequeños créditos de unos pocos dólares para los pobres podía ayudarlos a escapar la pobreza abyecta al generar un ingreso extra.

Olsen declaró que el BID se vio atraído por la posibilidad de llegar a 80.000 mujeres a través del plan de Mibanco. Con la entrega de un subsidio adicional de tres millones de dólares desde un fondo separado del BID, Mibanco también entrenará unas 100.000 empresarias en Perú.