La Paz. Bolivia promoverá incentivos generales y preferentes a las inversiones nacionales y extranjeras, principalmente de las productivas bajo el control estatal, que pueden ser desde aranceles, transferencia de maquinaría, estabilidad tributaria, tarifas diferenciadas, entre otras que serán definidas por el ministerio de Planificación, según la nueva Ley de Promociones a las Inversiones aprobada recientemente en el país.

El presidente de la Cámara de Senadores, Eugenio Rojas, explica que lo fundamental es que se brinda seguridad jurídica y se otorga incentivos a los empresarios que quieren invertir en Bolivia.

"Con esta nueva norma terminamos con la Ley de Capitalización y con todas las privatizaciones que nos dejaron los gobiernos neoliberales", subraya presidente del senado.

El artículo 21 de la norma señala que "el Estado podrá otorgar incentivos generales e incentivos específicos a todas las inversiones que se realicen en el país, en las condiciones establecidas en la presente ley".

De acuerdo con la legislación, los incentivos generales serán otorgados a las actividades productivas sectoriales que se enmarquen en la planificación del desarrollo económico y social del país y tendrán aplicación general en el sector.

Los incentivos específicos serán otorgados a proyectos en actividades productivas que sean calificadas de inversión preferente.

La nueva medida legal fue sancionada en el Senado y remitida al Ejecutivo para que en los próximos días sea promulgada por el presidente Evo Morales.

"Con esta nueva norma terminamos con la Ley de Capitalización y con todas las privatizaciones que nos dejaron los gobiernos neoliberales", subraya Rojas.

La norma está organizada en seis capítulos y 26 artículos, tres disposiciones adicionales, cinco transitorias, seis finales y una disposición abrogatoria y derogatoria.

"Les estamos ratificando con una ley, lo que ya les hemos brindado en este gobierno, seguridad jurídica que reclamaron los inversores extranjeros y nacionales, además de garantizar el crecimiento económico del país, cuidando los recursos naturales, la inversión extranjera y la del Estado", aseveró.

Sin embargo, el diputado opositor de Convergencia Nacional (CN), Javier Leigue, indica que la Ley de Promoción de Inversiones confirma "la economía de Estado y el monopolio de las empresas estatales como BoA, Entel y YPFB".

Leigue señala que el nuevo cuerpo legal no permite que se invierta en transporte aéreo, telecomunicaciones o hidrocarburos, "porque esos tres sectores es donde el Estado prácticamente está con un monopolio del mercado", manifestó el opositor.