Con la firma el 27 de octubre en la ciudad de Teherán de una declaración conjunta y seis memorandos de entendimiento entre Bolivia y la República Islámica de Irán, el gobierno boliviano abrió las puertas para que el capital público y privado iraní invierta en el país.

Desde cooperación tecnológica para el desarrollo de energía nuclear y baterías de litio hasta la compra de aviones y helicópteros para entrenamiento militar, pasando por la extensión de visas para los ciudadanos de ambos países, el gobierno persa ha comprometido su apoyo para afianzar las relaciones con Bolivia.

En entrevista con el canal estatal, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce Catacora, detalló cada uno de los acuerdos firmados entre ambos países y los beneficios que reportará para Bolivia la llegada de capitales iraníes. “Con (la firma de) estas cartas de intenciones se abren las fronteras”, afirmó.

El primer documento expresa el interés de Irán en asociarse con Bolivia para fabricar baterías de litio en el salar de Uyuni. “Irán tiene un salar similar al nuestro y ellos utilizan (el carbonato de litio) en sus propias investigaciones e industrialización”, manifestó el titular de Economía.

El segundo acuerdo hace referencia a la cooperación técnica para el mantenimiento de aeronaves de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) y al interés expresado por el Gobierno boliviano para la compra de aviones y helicópteros de entrenamiento, así como de aviones comerciales. Los aviones para entrenamiento son el FAJR-3 (avión ligero monomotor) y el S-68. El avión Irán-140 es de uso comercial y tiene 52 plazas.

El tercer acuerdo abre la posibilidad de que Bolivia pueda exportar anualmente 100 mil toneladas de aceite de soya a Irán.

“Los empresarios iraníes, conscientes de que hoy Bolivia no tiene la capacidad suficiente para exportar aceite a ese país, han propuesto construir una planta de producción de aceite de soya”, señaló. Arce dijo que también se abrió la posibilidad de que capitales iraníes inviertan en el sector agropecuario.

Industrialización. El ministro dijo que el cuarto memorando hace referencia a la instalación de una planta textilera, una planta procesadora de lácteos y una ensambladora de tractores. En este último caso  —añadió— una empresa privada iraní está dispuesta a invertir en Bolivia.

El quinto documento hace mención a la apertura de una sucursal en Bolivia del Banco de Desarrollo de Exportaciones de Irán y a la creación de un banco binacional con participación de capitales públicos y privados de ambos países.

Por último, Bolivia e Irán acordaron extender visas para aumentar el flujo turístico entre ambos países. Actualmente, Venezuela extiende las visas para los ciudadanos bolivianos.

Línea de crédito es permanente. El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, dijo que la línea de crédito por 200 millones de euros (US$278 millones) otorgada por Irán puede ser reutilizada de manera continua. Las líneas de crédito se diferencian de otros préstamos porque se utilizan para reorganizar varios créditos en uno solo, y permiten reutilizar la porción que se va cancelando de forma periódica. Arce reiteró que la línea de crédito es por un plazo de 16 años, incluidos cuatro de gracia, y con una tasa fija anual de 2,7%.

Misiones bolivianas irán a Teherán para agilizar acuerdos. El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, anunció el viaje de misiones bolivianas a Irán para agilizar los créditos y el apoyo tecnológico industrial que el presidente Evo Morales concretó de forma “excepcional” para el país, durante su última visita a Teherán.

Morales y su homólogo iraní, Mahmud Ahmadineyad, suscribieron el pasado miércoles una línea de crédito de 200 millones de euros (US$278 millones) para Bolivia y seis memorandos de entendimiento, esencialmente de cooperación industrial y transferencia tecnológica.

“En el caso de los créditos, nos hemos dado 30 días a partir de la suscripción del convenio para que se firme el contrato con el Banco de Desarrollo y Exportación de Irán. Hay que enviar rápidamente una comisión boliviana para que acuerde y se firme el contrato del crédito y empezar con la utilización de estos recursos”, dijo.

En otros ámbitos, el Ministro de Economía indicó que los gobiernos de La Paz y Teherán ya acordaron la formación de “comisiones de ida y venida” para la implementación de los acuerdos en industrialización y producción de baterías de litio, mecanización del agro y fabricación de tractores, implementación de plantas de lácteos y textiles, y abrir vínculos bancarios, entre otros.

Características de aviones. El Gobierno anunció ayer que adquirirá aviones (FAJR-3, S-68 e Irán-140) y helicópteros, de cuatro plazas, de fabricación iraní para entrenar a pilotos de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB). El FAJR-3 es un avión ligero monomotor de empleo general, con capacidad para transportar cuatro personas, incluyendo al piloto. El Irán-140 tiene capacidad para 52 pasajeros y puede aterrizar en aeropuertos con pistas muy cortas y medios técnicos escasos.

Ensamblaje de tractores. Con la cooperación iraní se instalará una planta ensambladora de tractores, destinados a la producción agropecuaria con costos por debajo de los equipos importados de países vecinos. En una primera fase el sector privado iraní proveería todo el equipamiento para que en el país se los ensamble y comercialice tanto en el mercado interno como en el extranjero. Además se prevé que en el futuro se use el hierro del Mutún para su fabricación.

Industrialización del litio. El memorándum de entendimiento sobre la industrialización del litio suscrito entre Bolivia e Irán establece que el acuerdo está enmarcado en los principios de cooperación para la industrialización y producción de baterías de litio. Además, señala que Irán manifiesta su interés de participar como socio en la fase de industrialización del mineral hasta llegar a la fase de la producción de pilas y otros productos, en la cual el país definirá  la mayoría accionaria.

Medicina nuclear en Irán. El Gobierno iraní desarrolla la energía nuclear con fines pacíficos, sobre todo en el campo de la medicina, industria, agricultura y ganadería. Con la ayuda de la técnica nuclear, ese país es capaz de producir radiaciones y radioisótopos en medicina como agentes terapéuticos y de tratamiento de algunos tipos de cáncer. Además, ha logrado grandes avances en el tratamiento de la diabetes, la reducción del colesterol y tratamiento de otros males.