La Paz. El gobierno de Bolivia presentó esta semana a los organismos de cooperación internacional un plan de acción con el que pretende mejorar la gestión de las finanzas públicas entre 2010 y 2015.

La iniciativa busca desarrollar una administración más adecuada del financiamiento externo, para potenciar los procesos de armonización, apropiación y alineamiento entre Bolivia y los organismos cooperantes.

El plan fue presentado a representantes de la Unión Europea, Banco Mundial (BM), Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Fondo Monetario Internacional (FMI), Corporación Andina de Fomento (CAF), así como miembros de la cooperación bilateral.

La iniciativa contempla el fortalecimiento institucional, adecuación y actualización de la normativa presupuestaria, inversión pública y financiamiento externo, control gubernamental sobre recursos públicos y fortalecimiento de la aduana.

Además, prevé expansión del Sistema Integrado de Gestión y Modernización Administrativa,  desarrollo e implementación de sistemas de Gestión Fiscal, mejora en el procesamiento de información presupuestaria y contable, mejoras en la gestión de deuda y flujo de caja.

 El gobierno destacó que la iniciativa forma parte de un conjunto de medidas emprendidas para consolidar un Sistema de Gestión de las Finanzas Públicas fortalecido y enmarcado en la política de eficiencia y transparencia en la administración de los recursos públicos.

El plan de es la culminación de dos diagnósticos de evaluación del ciclo presupuestario realizado bajo la metodología del Gasto Público y Responsabilidad Fiscal (PEFA por sus siglas en inglés) en 2008, a través de una autoevaluación, y en 2009 en coordinación con el Banco Mundial y el BID.

El gobierno destacó que aunque los objetivos del Plan de Acción se enmarcan en el área de las finanzas públicas, se vincula también con objetivos macro del Plan Nacional de Desarrollo, como la transparencia en el uso eficiente de los recursos públicos, el crecimiento económico y en consecuencia, la reducción de la pobreza y la extrema pobreza.