La Paz. Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) garantizó el normal abastecimiento de gasolina, diésel oil y gas natural vehicular (GNV) en Santa Cruz y todo el territorio nacional, y advirtió que cualquier suspensión de actividades en las estaciones de servicio privadas tiene sanciones.

“YPFB asegura plenamente el abastecimiento de gasolina, diésel, gas natural vehicular a toda la población boliviana. Contamos con los volúmenes requeridos por la población para satisfacer toda la demanda”, señaló este viernes en rueda de prensa el presidente de la petrolera estatal, Carlos Villegas.

El ejecutivo recordó que la Asociación de Surtidores (Asosur) sustenta una relación contractual con el Estado boliviano cuyo fundamento es el abastecimiento de hidrocarburos líquidos a la población.

“Queremos solicitar a los propietarios de las estaciones de servicio cumplir con la obligación contraída con los contratos que suscribieron con el Estado boliviano a través de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) y asegurar la continuidad de este esencial servicio público”, agregó.

Amenaza. La aclaración oficial se efectuó en vista de las declaraciones de algunos directivos de la Asociación de Surtidores (Asosur) de Santa Cruz, que amenazaron con devolver las licencias de funcionamiento de los surtidores si se persiste en el tratamiento de la Ley de Seguridad Fronteriza.

La norma establece la posibilidad de expropiación de surtidores, ubicados a 50 kilómetros de la frontera, y su intervención en caso de que no extiendan facturas, lo cual está tipificado como evasión fiscal.

El presidente de YPFB señaló que cualquier interrupción en los servicios de las estaciones de servicio es pasible a sanciones, previo dictamen de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), las mismas que contemplan multas económicas e intervenciones temporales o definitivas.

Al ser consultado sobre una presunta devolución de las licencias de algunas estaciones de servicio, Villegas puntualizó que, en este caso, YPFB asumirá la responsabilidad del expendio de carburantes previa autorización de la ANH, instancia que aplicará la legislación vigente en casos de “incumplimiento de contrato”.

El proyecto de Ley de Seguridad Fronteriza ya fue aprobado en la Cámara Baja y la próxima semana pasará a consideración del Senado. El Órgano Ejecutivo pidió celeridad en la aprobación de esta norma.