Sao Paulo. El principal índice de la bolsa brasileña subió este martes 1%, contagiándose del optimismo reinante en los mercados globales ante la posibilidad de una nueva ayuda financiera a Grecia, mientras que el real mantuvo su tendencia a la apreciación.

La posibilidad de que una crisis de deuda en Europa comience a solucionarse en las próximas semanas es una de las principales esperanzas para aquellos que apuestan por una subida del índice Bovespa, tras dos meses seguidos de caída y un 2011 que hasta ahora es decepcionante.

El índice más importante de las acciones brasileñas cerró con un alza del 1,04%, a 64.620 puntos, pero cerró el mes con un descenso acumulado del 2,3%. El volumen de negocios fue de 6.780 millones de reales.

El Bovespa llegó a caer hasta 61.658 puntos, su menor nivel en 10 meses, en medio de una corriente de corrección en las materias primas y en las bolsas internacionales a principio de mes.

Los inversores temen ahora el efecto dominó que podría tener una reestructuración de deuda en Grecia, pero muestran más confianza en una posible solución liderada por Alemania y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Eso tiende a estar más claro en junio. Estando más claro, la aversión al riesgo tiende a disminuir", dijo André Perfeito, economista jefe de Gradual Investimentos. "Tal vez haya espacio para una subida de la bolsa brasileña", agregó.

El martes, el papel destacado por sus ganancias fue el de Usiminas PN, que subió 4,97% y cerró a 23,25 reales.

Las acciones de telecomunicaciones se recuperaron de una caída en la sesión anterior. Vivo Participacoes, el mayor operador de telefonía móvil de Brasil, sumó 0,92%, luego de que su operador de telefonía fija Telesp registrara un avance del 0,95%.

En tanto, las acciones del grupo minorista Pao de Acucar ayudaron a limitar las ganancias con una baja del 4,08%.

La francesa Casino solicitó un arbitraje internacional contra el grupo Diniz -su socio en Grupo Pao de Acucar- argumentando que sus negociaciones de una fusión con Carrefour violaban los términos de un acuerdo de asociación.

Real mantiene aperciación. El real brasileño cerró al alza el martes por cuarta sesión consecutiva, aunque en el mes registró una leve disminución frente al billete verde en medio de la inestabilidad de los mercados internacionales.

El real subió 0,82%, a 1,578/1,580 unidades por dólar. En mayo, en tanto, la moneda brasileña presentó un descenso del 0,45% ante el dólar.

A nivel internacional, el índice dólar, que mide el desempeño de la moneda estadounidense frente a una canasta de seis divisas, retrocedía 0,45%.