Sao Paulo. La Bolsa de Brasil cayó este miércoles a su mínimo en casi un año por el temor que genera la profundización de la crisis socioeconómica en Grecia, en una rueda volátil por la expiración de los contratos a futuros del índice de acciones líderes Bovespa.

El Bovespa bajó 0,97% a 61.603 puntos. El volumen de operaciones, aumentado por el ejercicio de opciones sobre el índice, fue de 14.800 millones de reales.

Las acciones de sectores calificados como "defensivos" -con ingresos menos vulnerables a las crisis económicas y con buenos dividendos- fueron prácticamente las únicas que subieron.

En el sector eléctrico, las acciones de Copel subieron 1,12% a 40,45 reales y las de Luz avanzaron 0,86% a 28,25 reales.

Entre las empresas de telecomunicaciones, los papeles de Telesp PN escalaron 1,74% a 44,50 reales.

En el resto del mercado, predominaron mayormente las ventas. Los papeles preferenciales de Vale cayeron 0,55% a 43,27 reales, mientras que los de Petrobras descendieron 1,27% a 23,30 reales.

Nuevamente el foco de preocupación volvió a ser la crisis de la deuda en Grecia. En medio de una huelga general contra las duras medidas de ajuste fiscal, el primer ministro del país dijo que está dispuesto a renunciar y dar paso a un gobierno de unidad nacional, según fuentes del Gobierno.

Real. La moneda de Brasil, el real, se debilitó con fuerza el miércoles en una sesión con alto volumen de negocios, afectada por la crisis de deuda de Grecia.

El real se depreció 1,14% para cerrar en 1,598/1,600 unidades por dólar en el mercado interbancario, su menor nivel frente a la moneda estadounidense desde el 27 de mayo, después de valorizarse 0,38% este martes.

A nivel global, el dólar se fortalecía 1,66% frente a una cesta de monedas de referencia.