Sao Paulo. La bolsa de Brasil cerró estable este lunes porque el impacto negativo de las bolsas internacionales fue compensado por el buen rendimiento de los papeles de Petrobras y de empresas vinculadas al acero, mientras que la moneda local se depreció.

El índice referencial de la Bolsa de Valores de Sao Paulo, el Bovespa, subió un marginal 0,07% a 72.657,37 puntos.

Operadores del mercado dijeron que la ausencia de indicadores económicos llevó a los inversionistas a realizar movimientos puntuales de carteras, con tomas de ganancias sobre algunas acciones que subieron significativamente la semana pasada y alcanzaron máximos de dos años.

"Pero la tendencia aún es positiva, debido a la expectativa de bastante liquidez en el mercado", dijo el director de Global Financial Advisor Miguel Daoud, en referencia a la decisión de la semana pasada de la Reserva Federal de Estados Unidos de inyectar otros US$600.000 millones hasta mediados del 2011 para avivar la economía estadounidense.

En Sao Paulo, las acciones de la petrolera estatal Petrobras treparon un 1,03% a 27,53 reales, mientras que las del gigante minero Vale subieron un 0,89%, a 49,76 reales.

Los papeles del sector siderúrgico fueron algunos de los que más subieron. Se destacaron los de la acería Gerdau, que saltaron un 3,18%, resistiendo los comentarios negativos de analistas sobre sus resultados del tercer trimestre, divulgados este viernes.

En la otra punta, los títulos de la minorista B2W cayeron un 3,38%, después de reportar resultados débiles del tercer trimestre.