Tokio. La Bolsa de Tokio rebotó este miércoles y ganó un 5,68% después de caer un 16% en las dos sesiones anteriores, una serie negativa que no se veía desde 1987.

"El rebote es tan fuerte porque los inversores consideraron que posiblemente actuaron con un poco de pánico ayer", dijo Fujio Ando de Chibagin Asset Management.

El Indice Nikkei cerró con alza de 488,57 puntos, un 5,68%, a 9.093,72 tras abrir a 8.767,20 y oscilar entre 8.763,95 y 9.168,51.