Al 30 de septiembre del 2010, son 85 las empresas, entidades financieras y gubernamentales que se financiaron a través del mercado boliviano de valores por un monto total de US$2.940,2 millones. La cifra muestra un crecimiento del 5,6% con relación a diciembre del año pasado.

Para obtener financiamiento, las empresas emiten valores (letras, pagarés, bonos corporativos, entre otros) que luego son comprados por inversionistas a cambio de una rentabilidad.

Datos de la Bolsa Boliviana de Valores (BBV) dan cuenta que al 30 de septiembre del 2010 el monto de financiamiento negociado entre inversionistas y emisores llegó a US$2.940,2 millones, monto mayor en 5,6% al registrado el 31 de diciembre del año pasado que era de US$2.783,4 millones.

El incremento, según la Bolsa, responde a la disponibilidad de las empresas de transparentar más su gestión y utilizar como opción de financiamiento este mercado que oferta  tasas de interés más bajas que las del sistema bancario.

En la entidad se informó que el requisito esencial para que una empresa se financie en el mercado bursátil es la transparencia. Ello se traduce en estados financieros auditados por una firma externa, registro en la Fundación para el Desarrollo Empresarial (Fundempresa) o en la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), si se trata de una entidad financiera. Asimismo, deberá tener una existencia en el mercado de al menos tres años para que sus balances y estados de resultados puedan ser sometidos a una auditoría.

A diferencia de los requisitos que exige la  banca, en la Bolsa las compañías no necesitan hipotecar maquinaria, infraestructura.

El mercado bursátil no sólo está abierto a grandes empresas. Entre las pymes que obtuvieron recursos en este mercado están La Concepción, Gas &Electricidad, Impresiones Quality, Productos Ecológicos, Ameco, Panam. Investments y Merincos.

Rentabilidad. La Bolsa Boliviana de Valores se muestra como una opción para quienes estén dispuestos a  invertir su dinero, con cierto riesgo, en lugar de depositarlo en el banco.

Según información del Banco Central de Bolivia (BCB), al 26 de septiembre, la tasa máxima de interés para caja de ahorro en moneda nacional era de 1,31% en bancos y de 1,98% en Fondos Financieros Privados (FFP). En moneda extranjera, el interés es de 0,46% y 2,84%, respectivamente.

En la BBV, los Fondos de Inversión aparecen como alternativa. Si la persona coloca su dinero a corto plazo (30 días), recibirá un interés de 1,70%  en bolivianos y 0,96% en dólares.

A plazos más largos, la Bolsa ofrece  ganancias de hasta 4,50% por la compra de pagarés de pymes a 270 días de plazo y de 8,57% por la colocación de recursos en cuotas del Fondo de Capitalización Individual (FCI) a un año y en bolivianos, según la BBV.

La liquidez bajó las ganancias. Desde la Bolsa Boliviana de Valores (BBV) se informó que el “exceso de liquidez” que actualmente existe en el país provocó que los títulos, valores y otros instrumentos bursátiles reduzcan sus tasas de rendimiento para los inversionistas. No obstante, la BBV aseguró que esos indicadores continúan siendo más atractivos que los de la banca.

La banca sube de forma leve réditos para los ahorristas. Entre junio y septiembre, las ganancias que perciben los ahorristas por depositar su dinero en el sistema bancario registraron un leve incremento, según datos del Banco Central de Bolivia (BCB). En enero del 2009, la tasa máxima de interés para caja de ahorro en moneda nacional era de 4,49% en bancos. Un año después, el 10 de enero de este año, la cifra disminuyó a 0,74% y descendió aún más, a 0,61%, al 30 de mayo.

Información del BCB muestra que el 13 de junio, la tasa de interés para caja de ahorro, en bolivianos, se incrementó a 0,80%. El 25 de julio, el rédito otorgado a depósitos bancarios en esa modalidad subió a 1,21% y, posteriormente, a 1,31%, el 26 de septiembre.