Buenos Aires. La bolsa argentina subía este martes por renovadas compras en papeles del sector energético y los bonos soberanos ganaban terreno ligeramente, en momentos en que los inversores buscan cerrar posiciones contables del 2010.

Los dos canjes de deuda impaga que están vigentes, con cierres esta semana y con el objetivo de reinsertar a Argentina en los mercados internacionales voluntarios de crédito, marchan dentro de las perspectivas de acuerdo a un último informe oficial.

A las 1630 GMT, el índice accionario Merval avanzaba un 0,38% a 3.490,83 unidades, contra el récord de 3.477,51 puntos al final de la rueda del lunes.

La bolsa acumula en el año una fuerte alza de 50,5%.

"En el Merval sigue el auge hacia las acciones energéticas, pero en una semana donde caen los negocios (por fin de año), se provoca un comportamiento bastante errático en el índice", sostuvo Jorge Alberti, analista del portal ElAccionista.

Agregó que "se percibe que la expectativa de los inversores recae más en acciones del panel general que en el líder por la expectativa de una revalorización aún mayor".

Entre los papeles del Merval se destacaba el ascenso del grupo Pampa Energía, con un 3,49%.

Los títulos públicos extrabursátiles promediaban un incremento del 0,2%, con el liderazgo de los cupones atados al crecimiento de la economía que trepan alrededor del 200% en lo que va del 2010.

"En bonos, hace días que se muestra una caída notable en los volúmenes y esto se debe al cierre de posiciones anuales, en donde los grandes fondos se muestran sin mayores cambios", sostuvo Alberti.

La nueva tendencia alcista en la deuda pública era comandada por los 'Boden12' en dólares, con un 0,6%.

La tasa de aceptación parcial de un canje de bonos Brady con el que Argentina busca normalizar parte de su deuda impaga alcanzó a un 51,6% cuando faltan dos días para su cierre, dijo este lunes el ministro de Economía del país, Amado Boudou.

Durante una conferencia de prensa, el funcionario sostuvo que son optimistas en alcanzar hasta un 60%.

Agregó que el también vigente canje de deuda impaga por otros US$6.100 millones no se extenderá mas allá del 30 de diciembre como está previsto.

Los resultados de ambas operaciones se conocerán en enero.

El riesgo país argentino, según el índice EMBI+ del banco JPMorgan y que mide el diferencial de rendimiento de los bonos locales sobre sus similares de Estados Unidos, bajaba 15 unidades a 474 puntos básicos.

En el circuito cambiario, el peso informal marcaba un mínimo histórico de 4,08575/4,0925 por dólar, y en la plaza interbancaria, donde interviene el Banco Central con operaciones de regulación de liquidez, caía otro 0,06% a 3,985/3,9875 por dólar.