Sao Paulo. La bolsa y la moneda de Brasil subieron este viernes en línea con el optimismo en los mercados externos, luego de que los países ricos que integran el Grupo de los Siete se unieron a Japón para contener mayores distorsiones en los mercados cambiarios.

El índice referencial de la Bolsa de Valores de Sao Paulo, el Bovespa, subió 1% a 66.879,89 puntos, tras avanzar un 0,32% este jueves.

El volumen financiero de la sesión totalizó 8.460 millones de reales, impulsado por la subasta de recompra de acciones ordinarias de Vivo por parte del gigante español Telefónica, que movió 1.270 millones de reales.

Una intervención coordinada de países del G-7 en el mercado cambiario -la primera en una década- para contener el alza de la moneda japonesa avivó el apetito por el riesgo, lo que provocó un alza de las bolsas de valores globales, que venían de una sucesión de fuertes caídas.

En otro frente, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas decidió este jueves permitir una acción militar en Libia, lo que redujo levemente el precio del petróleo y alivió la tensión de los inversores.

"El mercado está mejor con la intervención del G7 en Japón, las monedas comenzaron a mejorar y las bolsas a subir", dijo Carlos Nielebock, operador de la correduría Icap.

Entre las acciones que más subieron en la bolsa paulista se destacaron los de la papelera Fibria y de la operadora de tarjetas de crédito Redecard, que treparon un 3,53 y un 3,45%, respectivamente.

Los títulos de la petrolera estatal Petrobras perdieron un 0,64% y cerraron a 27,90 reales, mientras que los del gigante minero Vale treparon un 1,98%, a 46,83 reales.

Entre los papeles que más perdieron sobresalieron los de la minorista B2W, que se desplomaron un 6,05% tras informar de una pérdida de 14,2 millones de reales en el cuarto trimestre del 2010.

Las acciones de la aerolínea TAM, en tanto, se hundieron un 3,75%, luego de que un tribunal en Chile decidió este jueves por la noche analizar el plan de fusión de la empresa con la chilena LAN, proceso cuya ejecución llevará entre seis y nueve meses.

Real se fortalece. El real, en tanto, se fortaleció un 0,95%, al renovarse el apetito por el riesgo tras la intervención del G-7 sobre el yen japonés.

El real cerró cotizando a 1,668/1,670 unidades por dólar en el mercado interbancario, luego de debilitarse un 0,72% este jueves.

Se trató de la mayor alza porcentual diaria del real desde el 4 de noviembre, cuando se fortaleció un 1,41%.

A nivel global, el dólar se depreciaba un 0,42% frente a una cesta de divisas referenciales.