Sao Paulo/México. La confianza en el repunte del mercado de acciones de Brasil sigue intacta en el comienzo de su tercer año de avances, mostró un sondeo entre operadores e inversores, ya que el optimismo sobre el fortalecimiento de la economía contrarresta la incapacidad del Gobierno para resolver el déficit fiscal.

El índice referencial de las acciones brasileñas, el Bovespa, probablemente subirá alrededor de 6% a un máximo de 91.250 puntos para fin de año, de acuerdo con la mediana de 14 estimaciones recopiladas del 16 al 21 de febrero.

Si los últimos resultados del sondeo son correctos, el Bovespa marcará un incremento de 20% este año, acumulando un avance de 111% desde fines de 2015, y convirtiendo fácilmente a Brasil en uno de los mercados de acciones de mejor desempeño a nivel mundial.

Las acciones crecieron fuertemente el año pasado, cuando la economía salía de su recesión más profunda en décadas.

"Tenemos una economía que repunta, una inflación que se comporta bien y tasas de interés extremadamente bajas cuando se las compara con la historia reciente. No es una predicción audaz decir que las acciones subirán", dijo Raphael Figueredo, un socio de Eleven Financial.

Efecto TLCAN. Para México, en tanto, país que se dirige a celebrar elecciones presidenciales, el sondeo sugirió que el índice referencial de acciones S&P/BVM IPC aumentará en 2018 y concluirá el año con una mejora de 11,6%, a 54.150 puntos.

El índice subió 8% el año pasado a 49.354 puntos, comparado con un consenso de 52.800, afectado por los temores de los inversores sobre las elecciones y el futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Esos factores probablemente seguirán limitando las ganancias en el comienzo del 2018.

Las preocupaciones de que Andrés Manuel López Obrador, quien lidera los sondeos electorales, pueda dar la espalda a la responsabilidad fiscal o impulsar políticas nacionalistas, probablemente pondrán un techo al mercado, dijeron los encuestados.

Pero de todas formas, una victoria de Obrador no impediría un avance de las acciones, agregaron, ya que tendría dificultades para lograr la aprobación de cualquier cambio radical en el Congreso.