Las acciones chinas subieron este martes a su mayor nivel en casi tres meses, luego de que una serie de medidas gubernamentales y unos datos económicos optimistas revivieron el apetito de los inversores por los activos de mayor riesgo.

El referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en Shanghái y Shenzhen subió un 1,3%, a 3.264,49 puntos, mientras que el índice compuesto de Shanghái ganó un 1,4%, a 3.053,07 unidades. Ambos índices cerraron en su nivel más alto desde el 8 de enero.

Pekín ha dado a conocer medidas de apoyo para la debilitada economía china, incluyendo más inversión en infraestructura, reformas fiscales y planes para canjear deuda en capital con el objetivo de ayudar a aliviar las carteras de préstamos de los bancos.