Tokio. Las acciones globales frenaban sus alzas récord este miércoles y los rendimientos de deuda estadounidense y alemana caían, ya que se disipaba la euforia por el acuerdo comercial entre Washington y Pekín tras unos comentarios preocupantes del secretario del Tesoro, Steve Mnuchin.

La disputa comercial -que ya lleva 18 meses- podría ingresar en una etapa más sosegada cuando el presidente estadounidense, Donald Trump, y el viceprimer ministro chino, Liu He, firmen el acuerdo inicial que elevaría las compras chinas de productos agrícolas y manufacturados al país norteamericano.

Llamado el acuerdo de Fase 1 podría aliviar a los mercados que han estado nerviosos por el conflicto entre las dos mayores economías globales, que golpeó una actividad comercial valorizada en cientos de millones de dólares, alteró cadenas de suministros y desaceleró la economía global.

Pero el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, dijo que los aranceles aplicados a bienes chinos seguirían vigentes hasta que se complete una fase 2 del pacto, lo que generó ciertas dudas entre los inversores sobre los beneficios del acuerdo.

Las acciones mundiales se replegaron desde sus máximos recientes, luego de que Wall Street cerró en baja el martes. El índice MSCI de las principales acciones de Asia pero excluye a Japón retrocedía desde techos de 19 meses y el referencial Nikkei finalizó la sesión con una baja de 0,5%, lejos de su mayor nivel en cuatro semanas.

Las bolsas en Shanghái, Seúl y Hong Kong perdieron entre 0,5% y 0,7% en el el día. El referencial de las acciones europeas STOXX 600 perdía 0,1%.

Al cambio de tendencia generado por los comentarios de Mnuchin se sumó un reporte de Bloomberg que indicó que la remoción de los aranceles estadounidenses a los productos de China estaría supeditada al cumplimiento con la Fase 1 del acuerdo por parte de Pekín.

Pero algunos analistas dijeron que los mercados no estaban del todo sorprendidos por la noticia y que en lugar de ello estaban aprovechando la reciente racha alcista para tomar ganancias.

"La Fase 1 del acuerdo ya había sido bastante incorporada así que los comentarios (de Mnuchin) sólo redujeron el impulso del mercado anoche y esto se hace más patente ahora", dijo Justin Onuekwusi, gestor de carteras de Legal & General Investment Management en Tokio.

El nerviosismo ofrecía cierto impulso a activos de refugio como el oro. El yen y los bonos de gobiernos también se afirmaban, aunque la moneda nipona ganaba apenas un 0,1% ante el dólar.

Los rendimientos de los bonos estadounidenses caían. El retorno de la deuda referencial a 10 años bajaba 2 puntos base a 1,7930%, perjudicado también por un dato sobre la inflación publicado el martes que estuvo debajo de las expectativas para diciembre.