Londres. Las acciones globales y los mercados de materias primas extendían el martes su recuperación tentativa tras el derrumbe causado por la propagación del coronavirus, luego de que autoridades de todas partes del mundo mostraron un frente unido para abordar el impacto económico de la epidemia.

Los principales índices bursátiles de Europa subían un 2% o más en las primeras operaciones del día en Londres, Fráncfort, París y Milán. El indicador global de acciones MSCI marcaba un aumento de 0,5%.

Los ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales de las economías del G-7 sostendrán una conferencia telefónica el martes a las 1200 GMT para discutir medidas enfocadas en frenar los efectos del coronavirus.

Sin embargo, una fuente del bloque de economías ricas indicó que el borrador del comunicado que revelará el G-7 no contiene detalles de acciones fiscales determinadas ni planes de estímulos monetarios.

"El mercado está básicamente a la espera de una respuesta coordinada de política monetaria, pero la pregunta radica en si una respuesta convencional con movimientos de tasas de interés será suficiente, o si se requerirán acciones fiscales", dijo Sameer Goel, de Deutsche Bank.

"El problema es que la severidad de la situación aún no está clara".

El repunte del apetito por el riesgo generó una modesta liquidación de los bonos de gobierno estadounidenses, después de que los rendimientos cayeron a mínimos históricos ante la preocupación por la posibilidad de una recesión global como consecuencia del coronavirus.

La decisión de realizar una conferencia telefónica se produjo después de que la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, se sumó el lunes al coro de bancos centrales que expresaron su disposición a tomar medidas para lidiar con los riesgos económicos del coronavirus.

La Reserva Federal estadounidense también se había expresado en favor de actuar en caso de ser necesario, lo que hizo retroceder al dólar.

El panorama más positivo ayudaba a los futuros del S&P 500 de Wall Street a avanzar casi 1% en las operaciones asiáticas del martes, pero el indicador recortaba ganancias a 0,1% tras los reportes de que el comunicado del G-7 no contendría compromisos específicos.

El índice amplio MSCI del Asia-Pacífico - que no incluye a las acciones de Japón, sumaba un 0,8%, lejos de los máximos previos del día pero aún en su segunda sesión consecutiva de ganancias. El referencial Nikkei de Tokio perdió impulso y cerró con una baja de 1,2% al final de una racha de coberturas de posiciones cortas. En tanto, el yen se afirmaba ante el dólar.