Londres. Los mercados de acciones y el petróleo rebotaban con fuerza este martes luego del desplome de la jornada anterior, en medio de señales de acciones coordinadas de las mayores economías del mundo para mitigar el impacto de la epidemia del coronavirus, que ha hecho entrar en pánico a los inversores.

La mayoría de rendimientos de los bonos gubernamentales también se alejaba de los mínimos históricos de la víspera, ya que la expectativa de más estímulos para apoyar el crecimiento global de los efectos de la epidemia impulsaba modestamente el apetito por el riesgo.

Las acciones europeas recuperaron rápidamente un 3% tras el desplome del 7% del lunes, uno de sus peores días en registro. Los sectores de minería, petróleo y gas lideraban las ganancias y los precios del Brent repuntaban tras el derrumbe de 25% generado por el colapso de un pacto global para recortar sus suministros de crudo.

Los rendimientos de la deuda del Tesoro estadounidense a 10 años más que se duplicaban, al 0,70%, y los retornos de los Bunds alemanes saltaban unos 20 puntos básicos, puesto que los inversores se desprendían de algunos de sus activos de refugio.

En un hecho que mejoró la moral del mercado, el presidente estadounidense, Donald Trump, dijo el lunes que tomaría "importantes medidas" para proteger la economía y sugirió la idea de impulsar un recorte del impuesto a la renta entre los republicanos del Congreso.

En un hecho que mejoró la moral del mercado, el presidente estadounidense, Donald Trump, dijo el lunes que tomaría "importantes medidas" para proteger la economía y sugirió la idea de impulsar un recorte del impuesto a la renta entre los republicanos del Congreso.

En tanto, Japón dijo que emitiría un gasto adicional de 430.800 millones de yenes (US$4.100 millones) para suavizar los efectos del brote de coronavirus, mientras que el viceministro de Economía de Italia anunció que los pagos de hipotecas serían suspendidos en todo el país, que sufre la mayor cantidad de casos de la infección fuera de China.

Algunos de los mayores bancos de inversión del mundo, incluyendo JP Morgan, Citi y Barclays, ahora esperan que la Reserva Federal recorte las tasas de interés a cero en los próximos meses, como parte de una iniciativa global para proveer un colchón financiero y garantizar liquidez en el sistema.

"Al menos hoy creemos que los mercados pasaron de ser demasiado complacientes a extremadamente pesimistas", dijeron ejecutivos del principal gestor de activos de Europa, Amundi, en una nota enviada a clientes.

"Nuestro escenario base, en cambio, es de un revés temporal, aunque más prolongado si lo comparamos con lo que esperábamos un mes atrás, seguido por una recuperación", añadieron.

El petróleo sufrió su mayor descenso diario desde la Guerra del Golfo de 1991 y las acciones mundiales se hundieron el lunes, después de que Arabia Saudita lanzó una guerra de precios del crudo con Rusia, elevando la ansiedad de los inversores, ya asustados por el coronavirus.

Se espera que los mercados estadounidenses sigan la tendencia de las acciones de Europa y Asia, ya que los futuros de Wall Street cotizaban por encima del 5%. El índice Nikkei de Japón cerró con un alza del 0,85%, luego de tocar previamente su menor nivel desde abril de 2017.

El índice referencial de Shanghái en China finalizó la jornada con avance de 2,1%, después de que los nuevos casos de coronavirus en el país se desplomaron y tras una visita del presidente Xi Jinping a Wuhan -donde se originó la epidemia- que elevó la confianza de los inversores.