Londres. Las acciones globales registraban su mejor día en casi un mes este viernes, con la recuperación de los mercados europeos y asiáticos de una fuerte ola de ventas, aunque aún se encaminaban a cerrar su peor semana desde febrero.

Tras una recuperación parcial de las acciones asiáticas durante la noche, los papeles europeos abrieron al alza y el índice paneuropeo STOXX 600 avanzaba un 0,34%.

Los futuros del índice S&P apuntaban a un repunte de las acciones estadounidenses más tarde en la sesión, mientras que el índice de volatilidad VIX bajaba desde un máximo de ocho meses.

"Algunos operadores están comprando cautelosamente en el mercado hoy, pero los temas subyacentes que provocaron la ola de ventas aún son relevantes", dijo David Madden, analista de mercados de CMC Markets, en Londres.

El rendimiento de los bonos estadounidenses a 10 años subía en Europa a 3,170%, revirtiendo caídas previas. Aún operan debajo de su máximo de siete años de 3,261% que tocaron este martes, pero una mayor alza de las tasas de interés en Estados Unidos podrían afectar la confianza.

La mayor caída de los mercados desde febrero fue atribuida a una serie de factores, incluyendo preocupaciones sobre el impacto de una guerra comercial entre China y Estados Unidos, un alza de los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos esta semana y la cautela antes de la temporada de resultados.

Las acciones en Shanghái repuntaron un 0,8%, recuperándose parcialmente de pérdidas previas de 1,8% debido a que valores bajos atrajeron a buscadores de oportunidades.

El índice amplio MSCI de acciones de Asia-Pacífico excluyendo a Japón subió un 2,15%, el mayor incremento en más de dos años.

Sin embargo, ese repunte tuvo lugar después de que el índice cayó un 3,6% este jueves y tocó un mínimo de un año y medio. En la semana, aún se dirige a anotar una baja de 3,6%. El promedio de acciones japonés Nikkei subió un 0,5%.

El rendimiento de los bonos estadounidenses a 10 años subía en Europa a 3,170%, revirtiendo caídas previas. Aún operan debajo de su máximo de siete años de 3,261% que tocaron este martes, pero una mayor alza de las tasas de interés en Estados Unidos podrían afectar la confianza.

El dólar operaba con debilidad frente a una cesta de monedas debido a que los retornos de los bonos estadounidenses operaban debajo de máximos recientes, y el índice dólar operaba en 95,083.

El euro operaba estable, a US$1,1577, después de apreciarse un 0,65% este jueves.

El yen japonés se apreciaba levemente a 112,25 unidades por dólar después de tocar un máximo de tres semanas de 111,83 unidades por dólar este jueves, mientras que el yuan chino se apreciaba medio punto porcentual.