Londres. Las acciones globales se desplomaban este jueves y entraban en terreno bajista, mientras que el petróleo se hundía, después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prohibió los viajes desde Europa para frenar la propagación del coronavirus, amenazando con más alteraciones a la economía global.

Los inversores estaban decepcionados por la falta de medidas amplias en el plan de Trump para luchar contra la pandemia, que ha causado estragos en la vida cotidiana de millones de personas, lo que llevó a los operadores a apostar en medidas de alivio más agresivas de parte de la Reserva Federal.

"Él (Trump) no anunció ninguna nueva medida concreta, como un recorte de impuestos a las nóminas a gran escala para proteger a la economía de la inminente desaceleración por el coronavirus", dijo Jeffrey Halley, analista de OANDA. "Eso probablemente ha decepcionado a los mercados más que nada".

Trump informó que Washington suspenderá todos los viajes desde Europa, excepto Reino Unido, a Estados Unidos durante 30 días a partir del viernes. Sin embargo, dijo que el comercio no se verá afectado por las restricciones.

El índice referencial STOXX 600 se hundía a su menor nivel en casi cuatro años, con una pérdida de 4,9% en las primeras operaciones. Los papeles del sector de viajes y ocio se desplomaban un 8,6%, alcanzando mínimos no vistos en más de seis años.

Los descensos llevaban al índice mundial MSCI, que sigue a las acciones de 49 países, a territorio bajista, con una baja de un 20% desde su máximo de 52 semanas. El índice perdía casi un 2% en el día.

Los descensos llevaban al índice mundial MSCI, que sigue a las acciones de 49 países, a territorio bajista, con una baja de un 20% desde su máximo de 52 semanas. El índice perdía casi un 2% en el día.

Los futuros del S&P 500 cedieron hasta un 4,9% durante la sesión en Asia y operaban con una caída de un 4,07%, un día después de que el S&P 500 perdió un 4,89% y quedó al límite de entrar a territorio bajista, definido como un descenso de un 20% desde un máximo reciente.

El índice Nikkei de Japón se hundió un 4,4% a un mínimo de casi tres años, mientras que el índice de acciones MSCI de Asia Pacífico excluyendo a Japón perdió un 4,7%. Los papeles australianos se desplomaron un 7,4% a su menor nivel en más de tres años, mientras que el Kospi de Seúl retrocedió un 4,8% a mínimos de cuatro años y medio.

Los futuros de tasas de la Reserva Federal ahora consideran una gran posibilidad de un recorte de 1,0 punto porcentual, en lugar de 0,75 puntos porcentuales, en su reunión de política monetaria del 17 al 18 de marzo.

Entre las materias primas, el oro subía medio punto porcentual a US$1.641,71 la onza, pero se mantenía muy por debajo del máximo del lunes de US$1.700. El crudo West Texas Intermediate (WTI) caía un 4,94% a US$31,35 por barril, golpeado por la intensificación de la guerra de precios entre Arabia Saudita y Rusia.

El cobre, considerado un barómetro de la salud de la economía global debido a sus amplios usos industriales, caía a un mínimo de más de tres años.

Los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años bajaban a 0,7442%, aunque se mantenían por sobre el récord mínimo de 0,318% que tocaron el lunes. Los retornos de la deuda a dos años caían a 0,4314%, muy por encima del mínimo de 0,251% del lunes.

El dólar estadounidense caía un 0,8% frente a la moneda nipona, a 103,63 yenes y cedía un 0,14% ante la divisa suiza, a 0,9366 francos. El euro perdía un 0,04% a US$1,1265, antes del cierre de la reunión de política monetaria del Banco Central Europeo más adelante en el día.