Las bolsas europeas caían este martes, lastradas por las acciones alemanas después de que los pedidos industriales bajaron inesperadamente en la mayor economía de Europa, lo que sugiere que una desaceleración de la economía global está dejando huella.

Los pedidos industriales alemanes cayeron en febrero ante la sorpresa de los economistas, debido a la débil demanda extranjera, sobre todo de los países de la zona euro.

El índice alemán DAX perdía un 1,7%, superando un declive de un 1,1% del índice FTSEurofirst 300 de las principales acciones europeas, a 1.297,65 puntos.

Los valores de los exportadores y otros títulos expuestos a la economía internacional se veían afectados en toda la región. Los papeles de las automotrices cedían un 2,7% y las acciones mineras restaban un 3,1%.

La mayor caída del FTSEurofirst 300 la registraban las acciones de Peugeot, que perdían un 6% después de que el fabricante de automóviles anunció el martes planes para volver a un crecimiento constante de las ventas.