Sao Paulo.- El principal índice de la bolsa brasileña subío este lunes, alcanzando nuevos máximos intradía y llegando a los 76.000 puntos, debido a un escenario externo favorable a los activos de riesgo.

La primera parte de la sesión estaba marcada por el vencimiento de opciones sobre acciones, lo que podría generar cierta volatilidad.

A las 15:10hrs (GMT) el índice referencial Bovespa subía 0,52% a 76.152,17 puntos. El volumen de negocios superaba los US$1.600 millones.

A nivel local, pese a que aún existía cautela con el escenario político, una visión de que el Gobierno del presidente Michel Temer ganó impulso para continuar con su agenda de reformas superó a las preocupaciones por una nueva denuncia por corrupción contra el mandatario.

El lunes, el tono positivo también se veía favorecido por los mercados externos, debido a que la reducción de las tensiones geopolíticas aumentaba el apetito por el riesgo. Wall Street subía a máximos históricos.

Sin embargo, los operadores no descartaban la posibilidad de tomas de ganancias tras los máximos alcanzados, en un día de agenda económica menguada y a la espera de eventos importantes en la semana, como la reunión de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Las acciones de JBS caían un 3,16%, después de que el consejo de administración de la mayor procesadora de carne del mundo escogió a José Batista Sobrinho como presidente ejecutivo de la compañía, en lugar de su hijo Wesley, arrestado el miércoles por la Policía Federal brasileña.

Mientras, los papeles preferenciales de Petrobras subían un 0,66 %, mientras que los ordinarios avanzaban un 1,03%, pese a la caída de los precios internacionales del petróleo. La firma anunció la emisión de US$2.000 millones en bonos y un canje de deuda.

Los títulos del gigante minero Vale ganaban un 1,21%, ante el alza de los precios a futuro del mineral de hierro.

En el mercado cambiario, el real caía un 0,60% a 3,1329 unidades por dólar la venta.