Sao Paulo. El principal índice de acciones de Brasil subía este miércoles, cuando superó los 82.000 puntos, beneficiado por un alza de inversiones de extranjeros y por el escenario externo, mientras el mercado aguarda un fallo en el juicio por corrupción contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

A las 1400 GMT, el índice referencial de la Bolsa de Valores de São Paulo, Bovespa, ganaba 2,16%, a 82.424,1 puntos, cerca del máximo histórico intradía, y prácticamente todos sus componentes operaban al alza.

En el plano cambiario, el real se fortalecía más de 1,5% y operaba cerca de 3,1875 unidades por dólar, negociándose cerca de la marca de 3,20 reales (US$0,994), en un reflejo del buen ánimo de los inversores en torno a las perspectivas electorales del país sudamericano.

Una corte de apelaciones de Porto Alegre decidirá este miércoles si mantiene la condena por corrupción contra Lula, una decisión que podría impedirle al político más influyente de Brasil competir en la carrera presidencial de este año.

Decenas de miles de partidarios se manifestaron en las calles de Porto Alegre el martes para protestar contra lo que ven como una persecución política al ícono de la izquierda brasileña, que fue sentenciado a nueve años y medio de prisión por corrupción y lavado de dinero en un caso que involucra a un apartamento tríplex en la ciudad costera de Guarujá.

Entre las operaciones destacadas del Bovespa, los papeles preferenciales del Banco Bradesco saltaban 2,70% y eran uno de los principales soportes del referencial, mientras que los valores de Banco do Brasil ganaban 4,66%.

Las acciones de la minera Vale subían 2,37% y se recuperaban de las pérdidas del día anterior, impulsadas por mejores precios del mineral de hierro en China.

Los títulos de la productora de celulosa Fibria generaban la única presión negativa al Bovespa el miércoles, al bajar 1,03%, en un movimiento considerado por analistas como una corrección de mercado tras una racha alcista.