Las acciones globales caían este lunes desde máximos históricos, ante la cautela generada por el avance de la pandemia y una toma de ganancias de los inversores, mientras que los rendimientos de los bonos seguían estando cerca de un techo de 10 años, lo que sugería mayores expectativas inflacionarias.

El mundo superó los 90 millones de casos de coronavirus el lunes, de acuerdo a un recuento de Reuters.

Las bolsas europeas cedían en las cotizaciones de la mañana debido al fuerte incremento de infecciones en el continente, que de paso arrastró a los indicadores de materias primas de China.

El índice alemán DAX perdía 0,75%; mientras que el británico FTSE 100, el FTSE MIB de Italia y el francés CAC 40 bajaban cerca de 0,5% cada uno. El selectivo español IBEX perdía 0,1%.

Los mercados asiáticos también retrocedían y el índice MSCI global de acciones -que incluye referenciales de 49 países- declinaba 0,2%, aunque seguía a muy poca distancia de máximo histórico que tocó el viernes. El índice Nikkei de Japón permaneció cerrado por un feriado nacional.

Los futuros del S&P 500 en Wall Street caían 0,6% después de haber marcado otro récord y cerrar la semana pasada con un alza de 1,8%.

"Hubo muchísimo optimismo por las posibilidades de más estímulos económicos con la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca y la victoria demócrata en el Senado después de los conteos en Georgia", dijo Michael Hewson, analista jefe de mercados de CMC Markets en Londres, en referencia a las ganancias de la bolsa del viernes.

"Creo que ese optimismo se ha moderado un poquito y ha llevado a tomas de ganancias", añadió.

En el mercado de deuda, los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos anotaron sus mayores niveles desde marzo por el débil reporte de empleo nacional del viernes, que alentó la especulación de que se necesitarán más estímulos fiscales para reanimar la economía, lo que podría concretarse cuando los demócratas asuman el control del Gobierno.

El presidente electo Biden tiene previsto anunciar planes para aprobar "billones" de dólares en proyectos de ley con nueva ayuda de emergencia esta semana, buena parte de la cual se traducirá en un alza del endeudamiento.