Nueva York. Los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos bajaron el viernes a un mínimo de tres semanas, ya que la preocupación de los inversores por el nuevo gobierno de Italia y la situación política en España aumentaban la demanda por activos de refugio.

El designado primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, empezó a conformar un Gabinete el jueves, mientras líderes de su partido presionaban para que nombre a un funcionario euroescéptico de 81 años en el puesto clave de ministro de Economía.

En España, el presidente del Gobierno Mariano Rajoy se veía amenazado por dos mociones de confianza en el Parlamento el viernes, en medio de un escándalo de corrupción que ha involucrado a miembros de su Partido Popular y llevó a un juez a cuestionar la credibilidad del testimonio del jefe de Estado.

Los inversores están percibiendo "una inestabilidad constante en dos economías cruciales" de la zona euro, de acuerdo a Ian Lyngen, jefe de estrategia de activos en Estados Unidos de la firma BMO Capital Markets.

La tensión geopolítica han dominado al mercado de deuda en los últimos días. El viernes, Corea del Norte dijo que aún estaba abierta a sostener negociaciones, luego de que el presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que una cumbre planificada con su par Kim Jong-Un se había cancelado.

Sin embargo, los factores técnicos incidieron también en buena parte de las oscilaciones del mercado. Los rendimientos de la deuda estadounidense a 10 años retrocedieron desde un máximo de casi siete años de 3,128 por ciento visto la semana pasada.

La deuda referencial estadounidense subió un 13/32 en precio y ofreció un rendimiento de un 2,93 por ciento, una baja frente al 2,98% registrado el jueves.

Datos publicados el viernes indicaron que las nuevas órdenes de bienes de capital fabricados en Estados Unidos aumentaron más de lo previsto en abril y que los embarques repuntaron, lo que sugiere que los gastos de las empresas en equipos están recuperándose después de haberse desacelerado hacia fines del primer trimestre.

El mercado de bonos estadounidense, que cerró anticipadamente el viernes, no operará el lunes por la conmemoración del Día de los Caídos en el país norteamericano.