Nueva York. Los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos cayeron este martes a mínimos en varias semanas, presionados por el declive del mercado de bonos europeo después de que una intensificación de la crisis política en Italia provocó una huída hacia activos de refugio.

Los retornos de la deuda a 10 años cayeron a mínimos en siete semanas y bajaron por cuarta sesión consecutiva. Los de los títulos a 30 años se hundieron a su nivel más bajo en cuatro meses.

La caída de los rendimientos tuvo lugar después de que el presidente de Italia designó a un exfuncionario del Fondo Monetario Internacional como primer ministro interino, que tiene que preparar nuevas elecciones y lograr la aprobación del presupuesto nacional.

Los inversores creen que las elecciones anticipadas apuntalarán aún más un mandato de políticos antisistema y euroescépticos, lo que aumenta las preocupaciones sobre el futuro de Italia dentro de la zona euro.

Los inversores creen que las elecciones anticipadas apuntalarán aún más un mandato de políticos antisistema y euroescépticos, lo que aumenta las preocupaciones sobre el futuro de Italia dentro de la zona euro.

"Esta situación en Italia es grave y tomará algo de tiempo, y hay un amplio abanico de posibles resultados. Los bonos del Tesoro son uno de los pocos lugares seguros adonde ir", dijo Robert Tipp, jefe de estrategias de inversión de PGIM. "No se puede descartar un (rendimiento de) 2,5% en los bonos a 10 años", agregó.

No obstante, los analistas estiman que la situación italiana está contenida por ahora. Los diferenciales de otros rendimientos de bonos gubernamentales periféricos sobre los Bunds alemanes han aumentado, pero no a un nivel sustancial.

En las últimas operaciones, los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años bajaban a 2,788%, después de haber caído a mínimos en siete semanas a 2,759%.

Los retornos de la deuda a 30 años cayeron a 2,954%, el nivel más bajo desde el 1 de febrero, y en las últimas operaciones se negociaban a 2,98%.

En el extremo corto de la curva, los rendimiento de las notas a 2 años tocaron mínimos en siete semanas a 2,311%, para negociarse más tarde a 2,331%.