Las acciones estadounidenses caían este martes, en una jornada en que el Promedio Industrial Dow Jones borraba las ganancias del año en medio de la agitación de los mercados por la abrupta escalada de la disputa comercial entre Estados Unidos y China.

A las 1437 GMT, el Dow Jones perdía 101,37 puntos, o un 1,58%, a 24.592,46 unidades; el índice S&P 500 caía 27,97 puntos, o un 1,02%, a 2.745,45 unidades; y el Nasdaq Composite cedía 1,33 puntos, o un 1,35%, a 7.741,76 unidades.

En un movimiento inesperadamente rápido y directo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó este lunes con imponer un arancel de un 10% a bienes chinos por un valor de US$200.000 millones, lo que provocó una rápida advertencia de represalias por parte de Pekín.

El Índice de Volatilidad CBOE, conocido comúnmente como la medida del miedo de Wall Street, ya que mide la volatilidad esperable en el corto plazo en el S&P 500, tocó un máximo de tres semanas de 14,68 puntos, antes de bajar a 13,74.

"Desde una perspectiva negociadora, es una herramienta poderosa. Desde una perspectiva de los mercados, genera un aumento de la incertidumbre. En el corto plazo, esperamos ver volatilidad en los mercados, ya que intentarán asumir el impacto neto de los aranceles", dijo Michael Olivia, de Westpac Wealth Partners.

La liquidación tuvo una base amplia, con 29 de los 30 componentes del Dow Jones en rojo y ocho de los sectores principales del S&P 500 a la baja.

La volatilidad regresó con fuerza. El Índice de Volatilidad CBOE, conocido comúnmente como la medida del miedo de Wall Street, ya que mide la volatilidad esperable en el corto plazo en el S&P 500, tocó un máximo de tres semanas de 14,68 puntos, antes de bajar a 13,74.

La demanda de refugio hizo que los rendimientos de los bonos referenciales a 10 años del Tesoro estadounidense cayeran a su nivel más bajo en más de dos semanas, mientras que los precios del oro subían.

El índice de materiales del S&P 500 declinaba un 2,63% y el industrial perdía 2,29%, mientras que el tecnológico y el de energía bajaban un 1,9% y un 1%, respectivamente.