Singapur. Las bolsas de Asia subieron ante el optimismo generado por las ganancias de Apple y por la esperanza de que China podría suspender políticas de ajuste este año, con el euro firme antes de conocerse los resultados de pruebas de tensión bancaria en la eurozona.

Los mercados estaban cautelosos antes del testimonio que el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, ofrecerá al Congreso estadounidense a las 1800 GMT, en busca de nuevos indicios sobre la salud de la mayor economía del mundo y de señales sobre las políticas de su banco central.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas ganaba 0,77%, impulsado por el sector de materias primas, que se disparó 2% por la esperanza de que la voraz demanda continuará siendo fuerte.

Las acciones surcoreanas subieron 0,7%, impulsadas por fabricantes de chips de memoria como Samsung Electronics ante la esperanza de que la demanda seguirá robusta luego de que Apple reportó resultados mejores que los esperados y dio un pronóstico optimista.

El débil crecimiento de las utilidades de algunas importantes compañías de Estados Unidos durante la semana pasada había avivado temores de que la recuperación económica de ese país estaba perdiendo impulso.

Los inversores ahora aguardan los resultados corporativos que serán reportados el miércoles por empresas como Morgan Stanley, Coca-Cola y eBay.

En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio retrocedió 0,2%, empujado a la baja por la preocupación por un yen más sólido y por dudas sobre la recuperación económica estadounidense.

En general, la toma de riesgos en Asia fue impulsada por la esperanza cada vez mayor de que las autoridades chinas removerán algunas medidas de ajuste durante este año para apoyar el crecimiento económico.

El crecimiento económico anual de China se desaceleró a 10,3% en el segundo trimestre, desde 11,9% en el primer trimestre.