Hong Kong. Las bolsas de Asia cayeron este jueves, al tiempo que los futuros de los bonos del Tesoro subían, luego de que datos manufactureros mostraron que el rápido crecimiento económico de China se está desacelerando, aumentando los temores a una recesión de doble caída.

Si bien se esperaba que el crecimiento chino se enfriara con respecto al aumento del primer trimestre, los últimos reportes se combinaron con la crisis de deuda europea y la persistente debilidad en los mercados de viviendas y laboral de Estados Unidos para arrojar una luz negativa sobre la recuperación global.

Un sondeo oficial mostró que el ritmo de la actividad manufacturera china se frenó en junio, a su mínimo desde febrero, mientras que un índice de gerentes de compra elaborado por HSBC cayó a un mínimo de 14 meses, con un rotundo descenso en nuevos pedidos y en producción.

En contraste, Corea del Sur mostró cifras de exportación en junio que indicaron un superávit comercial récord.

Pero todos los ojos estaban sobre China, que mayormente ha liderado la recuperación global.

"El crecimiento de la economía de China está en una etapa crítica de estabilización tras la subida", dijo Zhang Liqun, economista del gobierno chino, en un comunicado respecto al sondeo oficial sobre la actividad manufacturera.

En tanto, como se espera que las cifras de empleo de junio en Estados Unidos muestren una contracción del mercado laboral por primera vez desde febrero, inversores cautelosos volcaron más dinero en refugios seguros como los bonos del Tesoro y el yen.

El promedio Nikkei de la bolsa de Tokio cerró con un descenso de 2%, en mínimos de siete meses. Las acciones de tecnológicas y exportadores fueron el principal lastre del índice.

El índice compuesto de la bolsa de Shanghái cerró la sesión con un descenso de 1%, anticipando una fuerte ola de nuevos papeles que inundarán el mercado. Los mercados de Hong Kong estuvieron cerrados por un feriado.

Las acciones relacionadas con materias primas estaban bajo presión tras conocerse los datos chinos, aunque recuperaron algo de terreno luego de que un diario reportó que el gobierno australiano anunciará un compromiso con las mineras acerca de un controvertido impuesto para el sector.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas caía 1,26%, luego de haber perdido casi 10% en el trimestre que concluyó en junio.

La amplia debilidad de los mercados bursátiles empujó a los futuros de los bonos del Tesoro estadounidense a su máximo desde abril del 2009, cuando comenzó la tendencia alcista en las bolsas. El futuro a septiembre del bono a 10 años ganaba 0,2%.