Hong Kong. Las bolsas de Asia subieron en general este martes, luego de que un firme desempeño en Wall Street y el optimismo sobre los resultados corporativos contrarrestaron las preocupaciones en torno a la economía de Estados Unidos.

Las acciones de bancos y de productores de materias primas lideraban el rebote, impulsando al índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas que subía 1,24%.

Pero el Nikkei de la bolsa japonesa contrastó con sus pares de la región, y llegó a caer hasta 1,7% durante la sesión en parte por la apreciación del yen tras un fin de semana largo.

El yen rondaba su máximo de siete meses contra el dólar, en medio de crecientes rumores de intervención mientras los operadores se preguntaban si Tokio puede soportar una apreciación mayor de la moneda nipona.

Además de los resultados corporativos, los inversores están esperando los comentarios del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, esta semana.

El índice Nikkei recuperó parte de sus caídas tempranas, pero aún así cerró con un descenso del 1,15%, en contraste con otros referenciales con fuerte contenido tecnológico.

El índice compuesto de la bolsa de Seúl finalizó con una subida del 0,3%, y el TAIEX ganó 0,8% por las expectativas de ganancias de los exportadores.

El índice Hang Seng de Hong Kong subió 0,86% apoyado por las acciones bancarias, que se fortalecieron luego de que Pekín cambió las reglas para permitir la venta de productos financieros denominados en yuanes en Hong Kong, dando a las compañías mayor acceso al financiamiento en yuanes.

El índice compuesto de Shanghái subía 2,15% con un alto volumen de negocios, impulsado por los promotores inmobiliarios, luego de que los inversores ganaron confianza en que las políticas de bienes raíces seguirán estables el resto del año tras varios ajustes.