Tokio. Las bolsas asiáticas apuntaban a su mayor ganancia en más de dos semanas, tras un reporte que avivó el optimismo respecto a la temporada de resultados en Estados Unidos y alentó el regreso a activos de riesgo.

Más noticias alentadoras llegaron con la difusión de las cifras de empleo en Australia, que superaron los pronósticos, mientras los inversores esperan la decisión mensual de política monetaria del Banco de Inglaterra. El banco central inglés dejaría la tasa de interés 0,5%.

La compañía financiera estadounidense State Street Corp dijo que los resultados trimestrales superarán con creces las expectativas, dando un alivio a los inversores tras varias semanas de reportes económicos sombríos y empujando a Wall Street a su mayor ganancia diaria en seis semanas.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas subía 2,29%, tocando su máximo desde el 29 de junio, y parecía encaminarse a su mejor desempeño diario desde el 21 de junio liderado por acciones financieras y de productores de materias primas.

El índice Nikkei de la bolsa japonesa cerró con un alza de 2,8%, en 9.535,74 puntos, marcando su mejor subida diaria en más de un mes. El desempeño de los exportadores fue uno de los más destacados.

Pero los analistas del mercado eran cautelosos acerca de cuánto durarán las ganancias, resaltando que el Nikkei está encontrando problemas para llevar su subida más allá de los 9.500 puntos.

Los recientes intentos de repuntes en muchos mercados han sucumbido rápidamente a la toma de beneficios, desnudando la débil confianza de los inversores y las preocupaciones de que la recuperación económica global podría estar perdiendo fuerza.

Reportes robustos de ganancias corporativas y pronósticos de ventas en las próximas semanas podrían aliviar algunos de esos temores.

La bolsa australiana fue el otro mercado con un sólido desempeño, con una ganancia de 2,2% liderada por los bancos.